Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Vázquez Raña

Presidente de la Asociación de los Comités Nacionales Olímpicos, es dueño de una gran cadena de periódicos en México

Mario Vázquez Raña, de 51 años, es casi una leyenda en México. Hijo de orensanos, único de todos sus hermanos que no nació en Galicia, es un hombre que afirma que su patria es México, y que sólo "por casualidad" es dueño de una de las cadenas periodísticas más grandes del mundo, además de presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), presidente de la Asociación de los Comités Nacionales Olímpicos (ACNO) y de infinidad de organismos mexicanos e internacionales.

Vázquez Raña es hoy el motor deportivo del continente americano. "El deporte me ha dado parte de lo que me faltaba en la vida", afirma Mario, pero lo cierto es que "yo también le he dado mucho al deporte, no solamente al de mi país, y no hablo de dinero. Pero creo que todavía estoy en deuda con el deporte, pues parte de lo que soy hoy se lo debo a él, ya que la disciplina que adquirí como deportista me ayudó mucho en mi vida privada y comercial. Pero esto no se paga con dinero".

El presidente de la organización deportiva panamericana, con su traje azul y su pelo rubio, desprende un aire de ejecutivo europeo. Habla con ese acentillo mexicano que poco tiene que ver con el idioma de sus antepasados. Se expresa con mil cuidados y delicadezas, como los hombres en los que pesa más, la razón que las emociones.

Mario Vázquez es presidente de la Organización Editorial Mexicana. Está casado con Paquita y tiene cinco hijos, la mayor de 20 años y el menor de 15. Su padre llegó a Mexico en 1918. Él era de un pueblecito de la provincia de Orense llamado Avión. "Era muy joven, pero con muchos deseos de triunfar". Regresé a España una temporada porque su mujer. enfermó. Pero muy pronto volvieron, en cuanto su mujer estuvo restablecida, y se instalaron en Chihuahua (México), donde consiguió trabajo en las minas. Después de trabajar mucho y ahorrar mas, montó el primer negocio: una tienda de muebles para el hogar.

Nace un imperio

Así fue como nació el imperio de los Vázquez Raña, con un chiringuito de venta de muebles, que pronto llegó a ser también fábrica y hoy día es una cadena de tiendas. "Todos mis hermanos -Aurelio, Apolinar, Mario, Olegario, Abel y la única hembra, Sarita- comenzamos a trabajar desde muy pequeños. Yo comencé a los 13 años, alternando con mis estudios de primaria, ya que tenía la ventaja de tener el colegio al lado del negocio".Pero Mario Vázquez es ahora, "por casualidad", como él dice, dueño del mayor imperio periodístico de América Latina y uno de los mayores del mundo. "Allá por el año 1974, cuando entre los hermanos nos asignamos areas específicas, yo elegí los deportes y los negocios".

La primera intención financiera de aquel joven que se iniciaba en los negocios fue comprar una empresa de frigorificos que pertenecía al Gobierno. Pero el Gobierno le advirtió que no estaba en venta. Aunque sí, se vendía la cadena de Prensa El Sol de México, de García Valseca, que por aquel entonces tan sólo tenía 26 diarios. "Y la acabamos comprando".

En aquellos tiempos se decía en México que el entonces presidente del Gobierno, Luis Echevarría, era socio de los Vázquez Raña, además de amigo desde hacía muchos años. Pero Mario afirma que aquello eran rumores infundados. "Cuando Echevarría se enteró de que yo estaba algo interesado en esta cadena de Prensa me invitó a conversar con él. Se limitó a animarme para que la comprara, pero nada más. La compré y me dediqué a sanearla y poco a poco la fuimos ampliando".

Actualmente esa cadena de Prensa tiene 73 periódicos. Todos ellos en México, excepto uno, El Continental, que está en El Paso, Tejas (EE UU). La cadena de los Vázquez Raña consume el 27,5% del papel para Prensa que se consume en todo México. Y el imperio se extiende: "Tengo intereses también en la televisión y la radio de diferentes Estados mexicanos".

Vázquez Raña es muy consciente de que representa en su país a los medios de comunicación. Siente que con ellos "sirvo al pueblo mexicano y a mí Gobierno". Pero considera que su contribución al país tiene su origen en el deporte, "que me ha dado la oportunidad de hacer algo por mi gente; por mucho tiempo que yo le dedique, siempre seré un deudor del deporte. Y seguramente, cuando me muera, aún le seguiré debiendo algo".

Prensa y poder

Cuando Mario Vázquez tenía 18 años fundó una revista, México en Guardia, que todavía hoy se sigue publicando. Aquello no fue más que un punto de partida de un hombre que hoy es dueño de la cadena de Prensa más importante de América Latina y cuyos lazos de amistad con los más destacados políticos tanto de México como del resto del continente no dejan lugar a duda sobre su poder de influencia.La dedicación permanente es la nota que parece resaltar en su vida. "Vivo para las dos clases de hijos que tengo: mis propios hijos, nacidos de mi matrimonio, y los adoptivos, es decir, el Comité Olímpico Mexicano, la Odepa y la ACNO. En cuanto a la parte humana, quiero para que me quieran, ayudo para que me ayuden y respeto para que me respeten".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 1983