Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Saborido dimitió por su oposición a la política radical llevada a cabo por CC OO

La apreciación de un sesgo radicalizado de confrontación global contra las medidas del Gobierno socialista, en una actitud que califica de "tumba abierta", es el motivo de la dimisión de Eduardo Saborido como secretario general de CC OO de Andalucía (COAN), según refleja el texto de su carta dirigida al secretariado y a la comisión ejecutiva del sindicato.

El texto de la carta, con fecha del pasado 22 de septiembre, el siguiente:"Desde hace casi un año, se viene produciendo en el seno de CC OO, y más particularmente en los órganos de dirección confederales, una discusión sobre la política sindical a seguir ante una situación política nueva en España (elección de un gobierno de izquierda con el respaldo de 10,5 millones de votos).

Estas discusiones han sido fuertes entre unas posiciones y otras de las existentes en la confederación. De todas formas, y durante un período, se ha ido consiguiendo a duras penas el equilibrio suficiente como para que me sintiera mínimamente, representado en los acuerdos que se han ido tomando. En los últimos tiempos, y más acusadamente a la vuelta del verano, es cuando se ha producido para mí la rotura neta de ese equilibrio, tomando los acuerdos de los órganos de dirección y por tanto la política que emana de éstos un sesgo radicalizado, de confrontación global, que ya no acepto en absoluto.

Quede claro que a este cambio han contribuido algunas medidas tomadas por el Gobierno en política económica y laboral, y otras anunciadas que, por supuesto, yo no comparto y que contribuiré a combatirlas. Pero una cosa es la crítica puntual y concreta a esas medidas, apoyadas en las movilizaciones precisas y posibles en estos momentos, y otra muy distinta es la política de tumba abierta que se viene abriendo camino en CC OO y que culmina en las decisiones aprobadas en los secretariado, ejecutiva y consejo de CC OO recientemente celebrados.

En estas condiciones, no puedo seguir en la secretaría general de la COAN, bien entendido que he agotado el límite de mis posibilidades.

Quede clara también mi voluntad firme de seguir contribuyendo a la actividad de CC OO en defensa de los intereses de los trabajadores. Por tanto, seguiré en los órganos de dirección de CC OO a todos los niveles en que fui elegido congresualmente, y que no tienen relación con el cargo concreto de secretario general de la COAN.

Es evidente que, a partir de esta decisión dolorosamente tomada, deben entrar en juego los mecanismos que los estatutos contemplan, para estos casos, y sepan todos ustedes que para la ardua tarea que colegiadamente vais a seguir llevando, contáis con toda la colaboración que yo sepa y pueda aportar".

Eduardo Saborido, que se mantiene en los órganos directivos de la COAN, ha sufrido desde algunos sectores la crítica de quienes estiman que está intentando un acercamiento al PSOE con motivos de medro político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 1983

Más información

  • Califica de suicida la confrontación con el Gobierno