Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lozano, el fichaje más caro del Real Madrid, que ha pagado 175 millones de pesetas

Juan Lozano es, desde ayer, nuevo jugador del Real Madrid. Las negociaciones entre los dirigentes del club madridista y del Anderlecht de Bruselas, equipo al que le ligaba cinco temporadas más de contrato, concluyeron ayer en la capital belga con el acuerdo definitivo. Lozano se ha convertido en el fichaje más caro de toda la historia del Real Madrid, como confirmó su presidente. Se asegura que su importe total puede superar los 175 millones de pesetas, aunque en el club madridista se negaron a considerar este asunto. El Anderlecht pidió en principio 300 millones de pesetas por el traspaso del jugador.

Lozano, que se enteró por EL PAÍS del acuerdo entre su antiguo club y el Real Madrid mientras se bañaba en la piscina del hotel de Marbella donde pasa unos días de vacaciones, no pudo celebrar mejor su onomástica. Minutos después de las cinco de la tarde, el presidente del Real Madrid recibió en su domicilio particular una llamada telefónica desde Bruselas por la que se le informó del acuerdo con el Anderlecht. Luis Martínez Laforgue, vicepresidente madridista, que ayer por la mañana viajó a la capital belga acompañado de otro directivo, Luis Buítragueño, le reprochó primero a su presidente que su teléfono estuviese durante cierto tiempo comunicando, cuando sabía que a esa hora le iban a llamar."El fichaje está hecho" dijo inmediatamente Luis Martínez Laforgue a Luis de Carlos. Después le amplió algunos detalles a su presidente y le aseguró que tenía en su poder el documento del acuerdo con el Anderlecht, firmado y rubricado. Luis Martínez Laforgue y Luis Butragueño se propusieron y consiguieron dejar atado y bien atado todos los detalles de la operación y entre ellos siempre predominó el escrito en el que se concretó el traspaso.

El presidente del Real Madrid, una vez informado del acuerdo, declaró que "el traspaso de Lozano al Real Madrid se ha hecho en condiciones favorables para todos, para nosotros, el jugador y el Anderlecht". Luis de Carlos añadió después que "las conversaciones han sido muy duras y al final se llegó a un arreglo amistoso". No quiso comentar las cifras millonarias del acuerdo del traspaso, pero se asegura que la cantidad inicial solicitada por el Anderlecht fue de 300 millones de pesetas. Esta cantidad pudo verse incrementada lógicamente por el Anderlecht, desde los 225 millones anunciados en principio, al comprobar el interés del Real Madrid por contratar a Lozano.

Luis de Carlos aseguró, además, que en el fichaje de Lozano no se incluye el traspaso de jugador alguno del Real Madrid al club belga, ya que, en un principio, se llegó a hablar de Cunningham, al que todavía le queda un año más de contrato en el club madridista. En cambio sí parece confirmarse que en la operación se contemplan dos partidos amistosos entre el Real Madrid y el Anderlecht, a disputar uno en la capital española y, el otro, en Bruselas.

Difíciles relaciones

Lozano y el Real Madrid llegaron ya a un acuerdo el pasado martes, el día que el jugador se trasladó una horas a Madrid, desde Marbella, para negociar las condiciones de su fichaje. Lozano firmará seguramente la próxima semana el documento por el que ficha por tres temporadas con el Real Madrid. El jugador, durante ese tiempo, percibirá menos dinero del que tenía asegurado en los cinco años de contrato que firmó por el Anderlecht. Pero prefirió el regreso a España, porque sus relaciones con sus compañeros de equipo no eran demasiado cordiales.El nuevo jugador madridista conoció el acuerdo entre el Real Madrid y el Anderlecht cuando EL PAÍS se puso en contacto telefónico con él. Se mostró muy contento, e indicó que hacía dos días que no hablaba con su hermano, cuando le notificó que dos directivos madridistas viajarían ayer a Bruselas.

"Celebraré normalmente el acontecimiento" declaró Lozano, aún incrédulo ante la noticia. Pero inmediatamente añadió que "me lo esperaba. Mi hermano me comió el coco y me dijo hace dos días que todo se arreglaría para que fichase por el Real Madrid. Mi hermano es el manager número uno". Con la impaciencia ya a flor de boca, Lozano rogó que, por favor, colgase el teléfono porque seguro que me llaman de un momento a otro para confirmarme la noticia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 1983

Más información

  • El club madridista y el Anderlecht llegaron a un acuerdo para el traspaso del jugador