Primera división: el Barcelona sigue de líder

El Valencia sorprendió con goles y calidad

Cuando todo el mundo le daba por muerto el Valencia resucitó. Sólo d falta saber si este no será el canto del cisne o el coletazo del moribundo. De momento anoche se logró por primera vez en varios siglos ver buen fútbol en el campo de Mestalla. La rapidez con que el Valencia consiguió el primer gol le dio tranquilidad, mientras que el Sevilla se permitía unas lujosas alegrías que acabaron costándole caras.La afición valencianista no sólo recobró la -esperanza de que su equipo se salve, sino que se congratuló con el que era considerado ya como ex matador Mario Kenipes. El mundialista argentino volvió anoche por sus fueros de goleador y además fue el gran cerebro de su equipo junto con un Roberto trabajador y un Subirach en tono magistral. Carrete puso el genio, como siempre, con lo que la eficacia fue del Valencia, mientras el Sevilla se conformaba con el folklore. Así le fue y así de fácil le resultó al casi desahuciado Valencia dar la campanada que ni los más optimismas esperaban, pese a que Ramos Costa no sólo no estuvo en el campo, sino que ha abandonado, ya la presidencia del club. Una vez más, aunque sea cuestión esotérica, se ha demostrado que cuanto más lejos está del Valencia su ya ex presidente, mejor funciona el equipo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS