Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un presunto ladrón muere de un disparo tras ser sorprendido por un vecino

Un joven de dieciocho años, Herminio Manzano, falleció en la noche del pasado domingo al intentar arrebatar una escopeta de caza a un vecino que le sorprendió cuando, al parecer, intentaba robar en un piso de la avenida de Guadalajara, 87, en el distrito de San Blas. El fallecimiento se produjo sobre las 21.50 horas, cuando Francisco Juan José, de 54 años, vecino de la citada finca, intentó detener, hasta la llegada de la policía, a uno de los supuestos ladrones que había visto entrar en el piso contiguo al suyo.

Los hechos ocurrieron minutos después de que un joven trepara desde la calle hasta el primer piso de la finca con el fin de introducirse en el tendedero situado, entre las viviendas C y D. Desde este tendedero, el ladrón escaló siete de los once pisos que tiene el edificio gracias a unos ladrillos en forma de escalera que existen en la pared, penetró en el séptimo C y procedió a abrir la puerta de entrada en donde esperaba, al parecer, un cómplice.La espera de éste y su entrada en la vivienda no pasó desapercibida para Francisco Juan José Hernández, vecino del séptimo B, quien observó la presencia de los jóvenes en el piso a través de una de las ventanas por lo que indicó a su hija llamara a la Policía para denunciar el robo de que era objeto la vivienda. Se da la circunstancia de que en la tarde del pasado domingo día 9, en este mismo piso entraron unos desconocidos que, en ausencia de los propietarios, se llevaron dos pulseras y unos pendientes.

A la espera de la llegada de la Policía, Francisco Juan José tomó una escopeta de caza de su propiedad, salió al descansillo de la escalera y llamó a Manuel Díaz, vecino del séptimo A, para avisarle de lo que sucedía. Fuentes policiales confirmaron que el autor del disparo tiene el correspondiente permiso de armas y la guía de pertenencia en orden.

La luz se apagó

Según informó este vecino, quince minutos después y ante la tardanza de la Policía, Francisco Juan José, gritó a los jóvenes que salieran. "Lo hizo un joven y a continuación su compañero o compañeros cerraron la puerta. Mi vecino le dijo que se pusiera con la manos en alto contra la pared, pero en ese momento la luz de la escalera se apagó un instante y el joven se abalanzó sobre el arma, momento en que el vecino disparó", según manifestó Manuel Díaz, único testigo,El joven recibió el disparo en una de las manos y en la garganta, falleciendo instantaneamente. Su compañero, entre tanto, se daba a la fuga por el tendedero, descendiendo hasta la primera planta de donde salió a la escalera tras romper la ventana de comunicación. El ruido hizo que el propietario del primero C saliera a ver lo que ocurría, ante lo que el ladrón hizo ademán de sacar un navaja.

Minutos después un coche patrulla de la Policía llegó a la finca y su dotación dió aviso al juzgado de guardia tras comprobar que el joven estaba muerto. Registrada su ropa se encontró un cuchillo de sierra que había tomado muinutos antes de la cocina del piso en el que habían entrado. No pudo, sin embargo, identificarse al muerto ya que no tenía en su poder ningún documento de identidad. El cadaver fue trasladado al Instituto Anatómico Forense en donde fue identificado ayer por su familia que habita en la misma calle en la que sucedieron los hechos.

Ante la posibilidad de que en la vivienda se encontrara algún otro cómplice, la Policía derribó la puerta de la vivienda en la que habían entrado los jóvenes con resultado negativo. La familia pcupante de la misma, que se encontraba de visita en casa de unos amigos, comprobó a su vuelta que algunas habitaciones estaban en desorden aunque no faltaba nada de valor.

Según informó la Jefatura Superior de Policía, el fallecido es soltero y con un único antecedente como sospechoso de un delito ocurrido el pasado 4 de septiembre de 1981. Parece, por otra parte, que ha sido identificado el joven que se dió a la fuga a través del tendedero

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 1983

Más información

  • Quiso retenerle hasta la llegada de la policía