Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 28 de octubre, elecciones generales

UCD dividida entre la alianza con Fraga o el acercamiento a Suárez

Las tensiones en el seno de la directiva del partido en el Gobierno, Unión de Centro Democrático, se acrecientan al aproximarse la fecha de convocatoria electoral y, por tanto, el fin del plazo para presentar coaliciones. Los partidarios de un acercamiento a la Alianza Popular de Manuel Fraga chocan con quienes, más o menos públicamente, proclaman la necesidad de una coalición con el Centro Democrático y Social de Adolfo Suárez. Medios centristas reconocieron que ambas posiciones, en estos momentos, son difícilmente conciliables".

La preocupación aumenta en el secretariado de UCD, al comprobar que la disolución de las cámaras ha convertido el goteo hacia el CDS en un torrente de dimisiones: ayer, cinco gobernadores civiles anunciaron su pase al partido de Suárez, y se cree que es inminente un anuncio en este sentido por parte de altos cargos de la Administración, entre ellos el director de la Seguridad del Estado, Fran cisco Laína. Según Efe, el Gobierno relevará, en el Consejo de Ministros del día 3, a once gobernadores, además de a los delegados en Cataluña y Andalucía, Rovira y Pérez-Miyares, respectivamente.El secretariado de UCD se encuentra dividido en función de las estrategias a seguir. El presidente del partido, Landelino Lavilla, su adjunto, Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona, y el secretario general, Iñigo Cavero, se muestran partidarios de seguir las directrices emanadas el pasado mes de julio del consejo político, y concurrir, por tanto, en solitario a las elecciones -con la excepción, tal vez, de algún tipo de pacto con el PDL, de Antonio Garrigues.

Pero otros miembros de la directiva del partido, como los secretarios de acción territorial y de acción electoral, Rafael Arias-Salgado y Juan Manuel Reol, son partidarios de una aproximación al CDS de Suárez. Arias-Salgado ha tratado, sin éxito, de establecer contactos con el partido suarista, en un intento de erigirse como posible puente entre ambas formaciones centristas. Otro miembro del secretariado, Jaime Lamo de Espinosa, también declaró en una ocasión que le parecía conveniente una coalición.con el CDS.

Un tercer grupo, que se considera encabezado por el secretario de organización, Rodolfo Martín Villa, trataría de unirse a la coalición de derecha que capitanea la Alianza Popular de Manuel Fraga, y que, por el momento, tan sólo cuenta con la adhesión del Partido Demócrata Popular (PDP) de Oscar Alzaga. Esta opción ha adquirido fuerza en las últimas semanas y registra diversas variantes.

Pasa a la página 9

Alianza Popular confirma la existencia de contactos electorales con dirigentes de UCD

Viene de la primera página

Estas van desde una coalición UCD-AP a nivel estatal hasta coaliciones provinciales "donde no haya otro remedio" o concurran circunstancias excepcionales". El proyecto de Rodolfo Martín Villa consistiría en procurar que Manuel Fraga renunciase a ser la cabeza de esa coalición de derecha, que presentaría, así, perfiles más moderados.

Un alto dirigente de Alianza Popular, que no quiso ser identificado, confirmó la existencia de gestiones entre miembros de la directiva de UCI) y AP. "He oído hablar de ese tema sé que existe El movimiento de aproximación a AP es bastante importante dentro de UCD", dijo textualmente. También un dirigente del PDP expresó su confianza en que se materialice el acercamiento de "una parte sustancial" de UCD hacia la coalición de derecha AP-PDP. "Nosotros esperaremos hasta el último momento antes de formalizar la coalición con Alianza Popular, por si al final se apunta alguien más", afirmó el dirigente del partido de Oscar Alzaga, refiriéndose específicamente a UCD.

El secretario de Información y Relaciones Externas de UCD, Marcelino Oreja, insistió, durante el pasado fin de semana, en que existen las precisas circunstancias excepcionales que justificarían, en determinadas circunscripciones, acudir a las urnas en alianza con otras fuerzas. Esta posición hace referencia, en teoría, tan sólo al País Vasco, pero, en opinión de algunos miembros del secretariado, "podría ampliarse a otras zonas, donde ni uno ni otro partido tengan suficiente implantación para batir a los socialistas".

Pero estas tesis chocan con las afirmaciones continuamente repetidas por los presidentes de UCD y del Gobierno, en el sentido de que no habrá coaliciones preelectorales, y que el partido en el poder concurriría en solitario a las próximas elecciones generales. Un viraje brusco en estos principios, se argumenta en la sede centrista de Arlabán, haría disminuir la confianza del electorado en la opción UCD.

Pese a la importancia y alcance de las distintas estrategias apuntadas, el orden del día de la reunión de hoy del secretariado de UCD no incluye la discusión del tema. coaliciones, y, oficialmente, la posición del partido se mantiene en el mismo punto que en el mes de julio: "hay que seguir el mandato del consejo político y, por el momento, no ha habido otra reunión del consejo modificando su anterior doctrina. Es decir, concurrir solos a las elecciones, sin alianzas con ninguna otra fuerza". Lo cual no excluye la posibilidad de que, si las peticiones en este sentido arrecian, se convoque una próxima reunión del consejo. político para volver a discutir el no a las coaliciones.

Un indicio de que la discusión interna en UCD ha alcanzado importantes cotas de intensidad lo constituye el hecho de que Landelino Lavilla aplazase ayer una visita a Cataluña, donde el clima entre los Centristes-UCD es borrascoso. El presidente de UCD, en su calidad de presidente del Congreso de los Diputados, viajó ayer a Sitges, para asistir a la inauguración de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo,. donde se entrevistó a solas con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, durante hora y media. Pero suspendió su visita preelectoral a Barcelona.

"Decisiva" reunión de la ejecutiva

La semana próxima se celebrará una decisiva reunión del comité ejecutivo de UCD, donde, presumiblemente, el gran tema a tratar sea, precisamente, el de las coaliciones. Todo tiene que estar determinado cuando, el próximo día 11, Landelino Lavilla se dirija a los cerca de tres mil quinientos militantes del partido que se pretende reunir en Madrid, en una convención nacional.

El día 14 finalizará el plazo de presentación de coaliciones electorales. A la vista de la premura de tiempo y de las declaraciones hechas por los dirigentes ucedistas contra la bipolarización política en España, todo parece indicar que, finalmente, UCD concurrirá en solitario a las elecciones, previa conclusión de algún tipo de pacto con el PDL de Garrigues y con posibles nuevos desgajamientos en las próximas fechas.

En este sentido, Garrigues declaró ayer en Benidorm que "por encima de las diferencias personales, entre UCD, CDS y PDI, se podría alcanzar un encuentro ideológico", aunque reconoció que el principal escollo para esta unión electoral es la figura de Adolfo Suárez, ya que "las relaciones entre Suárez y los liberales nunca han sido especialmente buenas". Portavoces del CDS aseguran que el partido no se coaligará con nadie, pese a que Adolfo Suárez se niega a desvelar su estrategia electoral: "encima de que nos dan poco tiempo, no pensarán que voy a desvelarles mi estrategia. Ya se verá en su momento. Pero si no me dan facilidades, tampoco voy a darlas yo", declaró a El Noticiero Universal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1982

Más información