Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gimnasia

Félix Fernández perderá las elecciones a la Federación Española

Félix Fernández no podrá ganar las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Gimnasia, que se celebrarán mañana sábado. Dada la actual correlación de fuerzas, Angel Gómez saldrá elegido con 36 votos a favor, por 5 favorables a Félix Fernández, anterior presidente. Este, por otra parte, no ha renunciado a su candidatura. La actual junta de gobierno tuvo que tomar precauciones para evitar irregularidades en el proceso electoral.El candidato oficial, Félix Fernández, quien fue presidente de la federación durante dieciocho años, anunció públicamente la retirada de su candidatura ante las evidencias que comenzaba a tener de que las elecciones se le escapaban de la mano. Sin embargo, este hecho no se ha producido de forma oficial, puesto que en la sede de la federación no se ha recibido escrito alguno en este sentido. Miembros de la oposición a su candidatura esperan que ésta se mantenga hasta el día 6, "para que se pueda comprobar cómo la gimnasia española está en contra del anterior presidente".

Si no media impugnación al proceso electoral, hecho que ya se produjo con anterioridad, dado que las elecciones hubieron de repetirse una vez que Angel Gómez ya había sido elegido, el próximo día 10 se procederá a la toma de posesión.

Hasta esa fecha y después de que el proceso electoral inicial resultase tan conflictivo que estuvo a punto de llegar a los tribunales ordinarios, la federación estuvo dirigida por una junta de gobierno presidida por Juan de la Llera, actual presidente de la Federación Catalana de Gimnasia. Dicha junta decidió, desde un primer momento, vigilar el proceso electoral a fin de que cumpliera con todos los rigores democráticos.

Fama acreditada

Félix Fernández, uno de los candidatos, tiene acreditada fama dentro del estamento de la gimnasia española, y según diversas fuentes, de haber sabido reconducir un proceso electoral hacia sus intereses. Por ello, y dado que cinco años atrás un candidato perdió cuando ya se le daba como ganador, la junta de gobierno provisional decidió proteger el sistema de votaciones ante cualquier manipulación. Para ello, y, entre otros procedimientos puestos en marcha, se destinó un apartado de Correos para la recepción de las papeletas, apartado cuya llave quedó en posesión de un notario. Existía el temor de que los miembros adeptos a Félix Fernández hiciesen desaparecer las papeletas contrarias a éste. La junta de gobierno procuró vigilar la aparición de clubes fantasmas, que inflasen el censo electoral, y la concesión de dotaciones económicas de última hora a aquellas federaciones provinciales de opinión más cambiante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 1982