Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del PSUC no acepta el retorno de su partido al eurocomunismo

El Comité Ejecutivo del PSUC está dispuesto a proponer al Comité Central la dimisión o cese del presidente del partido, Pere Ardiaca en el caso de que éste no asuma públicamente la línea política adoptada por el partido, y concretamente la última resolución del Comité Central, que reafirmaba «el carácter eurocomunista» de la política del PSUC.Durante la sesión del Comité Central, celebrada el pasado fin de semana, Ardiaca, situado entre los leninistas y los prosoviéticos, se negó a aceptar los términos de la citada resolución y llegó a afirmar públicamente que no estaba dispuesto a hacer del eurocomunismo un elemento de su trabajo político. En una conferencia de Prensa, el secretario general del PSUC, Francesc Frutos, calificó ayer de «inconcebible» la posición de Ardiaca. «El presidente del PSUC», manifestó Francesc Frutos, «se ha puesto al margen del funcionamiento del partido».

Fue el propio Frutos quien requirió a Ardiaca para que clarificara su postura sobre la línea política del partido. Ello había sido puesto como condición para que los representantes de la tendencia socialdemócrata o bandera blanca aceptaran entrar en la ampliación del Comité Ejecutivo, propuesta por la propia dirección del partido. Esta ampliación representaba incorporar al ejecutivo cuatro banderas blancas, tres prosoviéticos y un leninista. La posición de Ardiaca dio al traste con la propuesta. Los banderas blancas se negaron a participar en la ampliación y entraron en el ejecutivo los tres prosoviéticos y el leninista (el ejecutivo ya tiene mayoría leninista).

El miembro del comité ejecutivo Andre, CIaret manifestó ayer que la posición de Ardiaca era considerada no legítimo, tanto por el comité ejecutivo anterior como por el nuevo, ampliado con los prosoviéticos.

Los miembros del ejecutivo del PSUC presentes en la conferencia de Prensa señalaron que la ampliación del comité ejecutivo era una forma de superación «delclima de irracionalidad creado en el partido tras el quinto congreso, de superación de las tensiones y de clausura del estado de excepcionalidad vivido en el conjunto del partido en los últimos meses».

En esté sentido, Francese Frutos aseguró que él mismo, era partidario de proponerla dimisión de Ardiaca, si éste no aplicaba el centralismo democrático, y aceptaba los acuerdos y resoluciones del comité central, dando paso, así a la incorporación al ejecutivo de los denominados bandera blanca.

A favor del acuerdo sobre empleo

El comité central, por otra parte, debatió los acuerdos sobre empleo firmados por la CEOE, el Gobierno, UGT y CC OO. Según una resolución aprobada por 55 votos a favor, veinte en contra y siete abstenciones, el acuerdo es considerado positivo. «En un instrumento», señala la resolución, «que hay que defender y poner en marcha a través de la explicación política y sindical»Según el PSUC, los acuerdos deben valorarse en el contexto de la situación política y económica qué vive el país y de las dificultades para consolidar la democracia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de junio de 1981