Balance semanal negativo

La pasada semana ha arrojado, a efectos bursátiles, un balance claramente negativo. Si exceptuamos la sesión de cierre de la tanda, en la que una reacción muy poco espontánea del sector bancario ofrecía la oportunidad de mejorar 67 centésimas al índice general de la Bolsa madrileña, el comportamiento de casi todos los sectores a lo largo de las cuatro sesiones estuvo orientado uniformemente a la baja.El grupo bancario, que ya a diario viene concentrando la atención de la mayor parte de los especialistas, polarizó con su comportamiento contradictorio la mayor parte de los comentarios de los asistentes a las reuniones. Los dos primeros días los saldos vendedores para el conjunto de los siete grandes del sector rondaban, e incluso superaban, las 200.000 acciones. El jueves se produjo un drástico recorte en los niveles de oferta y los 30.000 títulos con que contaban los bancos punteros corno saldo vendedor animaban a los operadores a corto a tomar posiciones, produciéndose después del cierre de la sesión una auténtica psicosis de compradores potenciales, que no encontraban títulos de estas sociedades, entre otras cosas porque los propios responsables de los valores bancarios en elparqué no facilitaban más títulos de los que la propia oferta generaba. Estos deseos compradores se extendieron también al cierre del jueves a las eléctricas, quienes terminaron la jornada con notable pujanza.

Por diversas circunstancias, entre ellas la propia estrechez de mercado, que impedía acceder a los compradores a cantidades significativas de títulos, el ambiente se deterioró. Las eléctricas operaron con una pesadez más que evidente, y los movimientos en sus cambios resultaron mucho más breves de lo que preveían casi todos los pronósticos del día anterior. Ante esta evidencia, los compradores volvieron a adoptar posturas de cautela, retirando buena parte de sus órdenes o absteniéndose de cursarlas, y así, con el mercado en pleno declive, se llegó a la contratación de los bancos. Estas entidades generaron a sus cambios mejoras significativas, y evidentemente contra corriente. Las posiciones que salían de la «caja», en ningún momento permitían pensar en subidas de cinco enteros, como las que reflejaban las cotizaciones de algunos de los componentes del grupo. No obstante, los mentores de estas entidades decidieron forzar la máquina de las mejoras y generaban, de espaldas a la realidad del mercado, las subidas mencionadas. Y, claro, al término de la reunión el papel crecía en proporciones geométricas, presionando sobre todo a aquellos valores que se habían visto más favorecidos por las subidas.

El mercado de letras

Ha continuado recuperándose la actividad en este mercadillo, operándose de nuevo con notable fluidez. El hecho más significativo ha sido la flexión a la baja en los tipos nominales de descuento practicados; esto es, se han encarecido los efectos, sobre todo en lo referente a las letras de nueva emisión, que el jueves se contrataban en su mayoría a 13 2/8, mientras que el negocio en el mercado secundario continuaba a 13 4/8.

Parecen, pues, superadas las dificultades con las que contó este mercado los primeros días del mes, y las entidades emisoras han recobrado su impulso y su ritmo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS