Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avance de los socialistas y retroceso de UCD en las preferencias electorales

El 33,8% de los españoles que acudirían a las urnas si se celebrasen elecciones generales respaldarían con su voto al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y un 25,8% votarían al partido gubernamental, UCD. Por su parte, el partido comunista obtendría un 10,4%, Coalición Democrática el 8,5% y los nacionalistas catalanes, vascos y andaluces totalizarían el 10,6%. Estos son los resultados de una encuesta realizada por ICSA-Gallup entre el 9 y el 16 de junio en su primera fase y entre el 30 de junio y el 6 de julio en la segunda etapa. Las preguntas del sondeo se realizaron a un total de 1.888 personas, representativas de la población de dieciocho y más años de la península e islas Baleares.

ICSA Gallup ha venido estudiando el apoyo popular a los partidos políticos desde poco después de celebradas las elecciones de marzo del año pasado. En 1979 se realizaron tres sondeos (junio, octubre y diciembre), y en 1980 se ha venido realizando una encuesta mensual.La serie de sondeos realizados por ICSA Gallup a lo largo de los últimos trece meses muestra una evolución de las tendencias electorales de los españoles, que en junio-julio de 1980 señala una notable ventaja socialista que se corresponde con un fuerte retroceso centrista. Las elecciones legislativas de 1979 dieron como vencedor a UCD con el 35% de los sufragios, quedando el PSOE en el segundo lugar, con el 30,5 %. Tres meses después, y según una primera encuesta de ICSA Gallup, las posiciones no variaron significativamente. A continuación, las encuestas indican un lento, pero progresivo, deterioro del voto centrista, que primero oscila alrededor del 32% y más tarde del 29%. Estas cifras suponen el emparejamiento de las expectativas de UCD con el PSOE, quien, por su parte, no lograba mejorar claramente los resultados que obtuvo en 1-M- 1979. La inflexión de las preferencias públicas, sin embargo, se produjo coincidiendo con los debates parlamentarios y la moción de censura del mes de mayo último. La encuesta de mayo-junio, que recogía parcialmente los efectos de dichos debates en la opinión pública, señaló un salto adelante de los socialistas acercándose al 33%, mientras UCD perdía tres puntos más de los que había perdido ya anteriormente, y quedando con el 26%. Otro partido parecía haberse, beneficiado de. los, acontecimientos de mayo: Coalición Democrática superaba el 8% de apoyo popular, dos puntos más de los sufragios obtenidos en las legislativas del año anterior.

Estas tendencias han sido confirmadas con los resultados del sondeo, de junio-julio, manteniendo su primera colocación el PSOE y su retroceso la UCD; y repitiéndose el 8,5% de CD y la estabilidad sistemática del PCE, situada alrededor del 10%.

En cuanto a los pequeños partidos, la, significación de las diferencias que se pueden observar a lo large de este período queda en buena medida enmascarada por los márgenes de error estadístico que le corresponden. A pesar de ello y tomando en consideración los partidos nacionalistas catalanes, vascos y andaluces en su totalidad, queda claro su avance con respecto a las legislativas de 1979. fin aquella ocasión obtuvieron el 8,2% de los votos válidamente obtenidos; en cuatro encuestas realizadas a continuación se situaron siempre alrededor del 9% y en las cuatro últimas, o sea desde marzo-abril, en el 11%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de agosto de 1980

Más información

  • Según un reciente sondeo de ICSA-Gallup