Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mancomunidad del Sorbe se niega a pagar al Canal de Isabel II

«Si no se quiere que en Alcalá de Henares se repitan los sucesos del verano pasado en Parla, el Canal de Isabel II tendrá que dar agua, manifestó a EL PAIS, Ricardo Calvo, presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe. «Los representantes de los municipios miembros de la mancomunidad», agregó, «hemos decidido por unanimidad no abonar los treinta millones de pesetas solicitados por el Canal».

En este sentido, la alternativa presentada al Canal de Isabel II es la de «devolverles el agua una vez que esté terminada la presa de Beleña y no existan problemas de suministro para los municipios de la mancomunidad según Ricardo Calvo. «Todavía no tenemos ninguna respuesta», agregó, «pero creemos que es lo más justo, ya que, durante el invierno, el proceso es a la inversa, nosotros damos agua al Canal y no nos tienen que pagar nada, según la concesión de 1954».Por otra parte, el presidente de la mancomunidad adelantó que será presentada una pregunta al Gobierno a través del senador socialista por Guadalajara Javier de Irízar, ya que consideran «inaceptables los retrasos que están sufriendo las obras de la presa de Beleña. El verdadero problema reside en el sistema de adjudicación de las obras», dice el señor Calvo, «porque ni Dragados ni ninguna otra empresa puede hacer una obra de más de 550 millones de pesetas por sólo 354 millones, es decir, con una baja del 36%. Y esto», agregó, «también sucedió en el año 1971, cuando se le adjudicaron las obras a la empresa Pórtoles por 320 miIlones, frente a un presupuesto del MOPU de más de 533».

Esta presa de Beleña resulta esencial en el sistema de aprovisionamiento de agua para Alcalá de Henares, ya que, de otro modo, esta población se ve forzada a recurrir necesariamente al Canal de Isabel II para poder cubrir sus necesidades. El caudal que Alcalá de Henares recibe de la Mancomunidad del Sorbe es manifiestamente insuficiente para una población próxima a los 200.000 habitantes. Los responsables de la mancomunidad y del ayuntamiento coinciden totalmente en un punto: es de todo punto inadmisible que unas obras como las de la presa, adjudicadas inicialmente hace nueve años, no estén terminadas aún.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de mayo de 1980

Más información

  • Ofrecen devolver el agua cuando esté terminada la presa de Beleña