"Drenar la liquidez en 100.000 millones sería suicida", según la patronal madrileña

«Si en estos momentos se drenan 100.000 millones de pesetas, o incluso 50.000, de liquidez, perjudicando al sector privado, las consecuencias pueden ser catastróficas según informó José Antonio Segurado, presidente de CEIM (la organización madrileña de la CEOE), al explicar a la agencia Efe los acuerdos de la última junta directiva de la patronal madrileña.

«La situación que se está produciendo», afirma Segurado, «la ha definido con exactitud el presidente de la Asociación Española de Banca, Rafael Termes. Estamos ante un sector público claramente incontrolado y ante una falta de recaudación. Los empresarios madrileños venimos insistiendo infructuosamente en que hay que controlar el sector público, porque este problema se lleva al país por delante: Por otra parte, y dentro del sector exterior, no están influyendo las disponibilidades líquidas, ya que ahora disminuyen las reservas en lugar de aumentar».La falta de recaudación, según la CEIM, se produce por dos razones: por la penosísima situación económica de deterioro de la mayor parte de las empresas y porque hay una reforma fiscal que, además de fomentar el gasto y penalizar el ahorro, técnicamente deja muchísimo que desear.

En opinión de la CEIM va a haber un fallo muy importante en la recaudación de declaraciones de renta, bien por su complejidad o porque mucha gente no tenía previsto dentro de sus gastos pagar a Hacienda más de lo que se les había venido reteniendo. Una solución viable, a juicio de la CEIM, pudiera haber sido elevar en uno o dos puntos la retención y haber subido bastante el techo de la necesidad de hacer declaración de la renta. «Porque además», añadió Segurado, «es ingenuo pensar que se van a poder vigilar los millones de declaraciones de renta».

Refiriéndose al precio y disponibilidades de dinero, José Antonio Segurado manifestó que «pretender en estos momentos, con una situación de las empresas verdaderamente dramática, con un coste del dinero muy alto (alrededor del 19%), se pueda introducir un factor que eleve ese coste, y además que haga que haya escasez de dinero, es absolutamente suicida. Como haya un Gobierno o un ministro de Hacienda que se atreva a hacer esto, no solamente el paro va a crecer geométricamente, sino que las pocas empresas que estamos sosteniendo los empresarios con enormes dificultades agravarán aún más si cabe su situación ».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS