Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorprendente derrota de la URSS ante Estados Unidos en hockey sobre hielo

La victoria del equipo de Estados Unidos sobre el de la URSS en hockey sobre hielo, en la segunda ronda de la competición de esta modalidad, fue el resultado más comentado durante la jornada de ayer en Lake Placid (estado de Nueva York), donde se vienen disputando los Juegos Olímpicos de Invierno. En patinaje de velocidad el norteamericano Eric Heiden obtuvo su quinta medallade oro de los Juegos, ésta sobre la distancia de diez kilómetros. El slalom especial femenino fue para Hanni Wenzel, de Liechtenstein -también ganadora del gigante-, que demostró gran superioridad y se confirmó como la mejor esquiadora del momento. En los cincuenta kilómetros se impuso el soviético Zimiatov, que ya había ganado en los treinta kilómetros.

El encuentro Estados Unidos-URSS de hockey sobre hielo había despertado más interés que ningún otro acontecimiento en estos Juegos. Se llegaron a pagar hasta 7.000 pesetas por una entrada, y el recinto en que se disputó llenó a tope sus 8.500 localidades. La URSS partía como favorita: hacía doce años que la URSS no perdía un partido de los JJOO, y en amistoso disputado hace pocas fechas contra Estados Unidos había ganado por 10-3 en el Madison Square Garden, de Nueva York. No obstante, las implicaciones políticas del partido y ciertas esperanzas en el joven equipo norteamericano hicieron que se desbordase la expectación.Los marcadores parciales fueron 2-2, 0-1 y 2-0, con lo que el equipo norteamericano ganaba por un total de 4-3. La URSS creó muchas más situaciones de gol, pero falló en el remate, y los norteamericanos acertaron en el tercer tiempo con dos contraataques fulminantes, que les dieron la inesperada victoria. Tras este resultado, el equipo de Estados Unidos se pone en condiciones de acceder a la final, en la que conseguirá estar con toda seguridad si puede ganar a Finlandia.

La superioridad de Hanni Wenzel

El slalom especial no tuvo más historia que el gran dominio de Hanni Wenzel y las caídas de algunas de las aspirantes, lo que simplificó aún más las cosas a la esquiadora de Llechtenstein. Marie Therese Nadig, Pierrine Pelen y Anne Maríe Moser Proell, entre otras, cayeron y quedaron fuera de concurso. También cayeron las españolas Ana María Rodríguez Molina y Blanca Fernández Ochoa. Hanni Wenzel fue la mejor en las dos mangas, con 42-50 y, 42-59, respectivamente, lo que totaliza un tiempo de 1-25-09. Segunda fue la alemana Chris Kinshoffer, que hizo los dos segundos mejores tiempos y totalizó 1-26-50, un segundo y 41 centésimas más que la ganadora, lo que habla de la autoridad de ésta; tercera fue la suiza Erika Hess, con 1-27-89; cuarta, la italiana Marina Quiaio, con 1-27-92 (tres centésimas, pues, decidieron la medalla de bronce); quinta, la italiana Claudia Glordani, y sexta, la soviética Patrakeeva, que tras ser tercera en la primera manga y cuando había realizado un rápido descenso en la segunda, se desequilibró en la penúltima puerta y estuvo a punto de caer; aunque se rehizo, perdió el tiempo justo para bajar hasta el sexto puesto.

Quinta medalla para Eric Heiden

En patinaje de velocidad el norteamericano Eric Heiden remató su absoluta superioridad al ganar su quinta medalla de oro, ésta sobre la distancia de 10.000 metros, con un tiempo de 14-28-13, lo que mejora el récord mundial de la distancia, que hasta ahora lo poseía el soviético Viktor Leskin, con 14-34-33. Heiden ha ganado la medalla de oro sobre todas las distancias: 500, 1.000, 1.500, 3.000 y 10.000.

Los 50 kilómetros, Vara Zimiatov

En la prueba de gran fondo del esquí nórdico ganó Nikolai Zimiatov soviético, que se impuso en los 50 kilómetros como se había impuesto ya en los 30. Su tiempo final fue de 2-27-24-60. Segundo fue el fíriés Juha Nieto, y tercero, el también soviético Alexandre ZavIajov. Zimiatov obtuvo una ventaja de casi tres minutos sobre el segundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de febrero de 1980

Más información

  • Nuevas victorias de Hanni Wenzel, Eric Heiden y Nikolai Zimiatov