Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal aún no ha tomado postura

El Comité Olímpico portugués (COP) no ha examinado todavía la cuestión de un eventual boicot a los Juegos Olímpicos.El general Sales Grandes, presidente del COP, considera que la organización de los Juegos debe mantenerse ajena a consideraciones de política nacional o internacional. Esta no parece ser la opinión del primer ministro, Sa Carneiro, que, después de reafirmar la condena del Gobierno portugués a la intervención soviética en Afganistán, recordó el jueves a los diputados el precedente de los Juegos de Berlín, de 1936, y la situación que les siguió.

Los responsables de las federaciones deportivas portuguesas que tienen atletas preseleccionados para los Juegos de Moscú, se pronunciaron generalmente contra un eventual boicot. El presidente de la Federación de Halterofilia afirmó incluso que los atletas portugueses siguen con su preparación y están dispuestos a participar «cueste lo que cueste», tomando de antemano posición contra una eventual decisión de boicot por parte del Gobierno, a quien contesta cualquier legitimidad para interferir en la cuestión, que sólo compete a los organizadores de cada pais y a los deportistas. El presidente de la Federación de Natación defendió una posición análoga, mientras el dirigente de la Federación de Atletismo subrayan que una decisión del Gobierno tendría que ser acatada, ya que éste puede, por intermedio de la Secretaría Nacional de los Deportes, prohibir la salida de Portugal a los preseleccionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 1980