Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La baja de Rubén Cano complica las cosas al Atlético de Madrid

La Real, equipo de moda, segundo en la tabla y poseedor de una tremenda seguridad defensiva, visita esta noche el Manzanares ante las cámaras de televisión. El Atlético arrastra dos negativos y espera con inquietud este partido, para el que no puede contar con su único rematador, Rubén Cano. La Real espera contar con su equipo de gala, aunque hasta última hora no podrá tener la seguridad de alinear a Idígoras y Satrústegui, lesionados.

La fuerza de la Real está atrás, en su sistema defensivo. No es el simple amontonamiento de hombres de los tiempos de Benito Díaz, que tan impopular hizo al equipo donostiarra. Ahora es una defensiva bien montada, con disciplina, atención y calidad en los hombres que la practican, y con facilidad para buscar los huecos que deja atrás el equipo contrario. Arconada, portero de la selección, es la primera garantía. pero la línea Celayeta-Kortabarria-Gajate-Olaizola tiene muchísimo que ver en el segundo puesto de esta Real Sociedad, que sólo ha admitido tres goles en ocho salidas, y que ha ganado cuatro de ellas y empatado las otras cuatro. Por delante de ellos está una buena línea media, Diego-Alonso-Zamora, primer elemento de contención y base de las salidas al contraataque. Y arriba, tres jugadores de características complementarias: Idígoras, duro y luchador; Satrústegui, hábil en los últimos metros, y López Ufarte, inteligente y poseedor de una espléndida técnica.Este serio equipo buscará esta noche hacer también productiva su novena salida a costa del Atlético, qué en casa ha cedido nada menos que ocho puntos. Luis cuenta para este partido con el alta del meta Navarro, un portero joven y prometedor, que tuvo la desgracia de lesionarse de cierta importancia el año pasado, y que hasta ahora no ha podido confirmar sus posibilidades. Pese a que tiene el alta médica, Luis no ha decidido aún si incluirle en el equipo o mantener a Aguinaga, que está cumpliendo hasta ahora. En el ataque la baja de Rubén Cano es importante, porque, a pesar de no encontrarse esta temporada como en anteriores, es un jugador que garantiza peligro. Sin él el ataque estará compuesto probablemente por Marcos, González y Rubio, tres jugadores rápidos y de movilidad, pero sin esa capacidad de Rubén Cano para concretar. En la defensa vuelve Pereira, la alegría del equipo.

Pereira, precisamente, es en lo que se lleva de temporada el tercer máximo realizador del equipo, con dos goles, marcados ambos fuera del Manzanares. Sólo Rubén Cano -ocho, cinco de ellos de penalti- y Quique -tres- le superan; Ruiz, por su parte, le iguala, con los dos goles marcados en los cuatro últimos partidos de Liga. Leal, Ayala y Bermejo, con un gol, completan la nómina goleadora del Atlético de Madrid.

En este mismo sentido, la Real sólo cuenta con dos goleadores natos esta temporada: Satrústegui y López Ufarte, con ocho y siete goles marcados, respectivamente. Idígoras ha perdido últimamente su sentido del gol, y hasta la fecha lleva contabilizados dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 1980

Más información

  • La Real sólo ha encajado tres goles en las ocho salidas anteriores