Garrincha, con cirrosis

Dos grandes figuras del fútbol mundial, el brasileño Garrincha y el alemán federal Maier, son noticia por su estado de salud. El que fue extremo de la selección campeona del mundo de 1958 y 1962, y que abandonó la práctica activa del fútbol hace siete años, fue internado con urgencia en una clínica de recuperación de Río de Janeiro, aquejado de cirrosis hepática. A pesar de su integración en la Liga de Asistencia para enseñar fútbol a niños pobres, lo que le hizo olvidar su afición por el alcohol, últimamente había vuelto a ingerir grandes cantidades. En cuanto a Sepp Maier, guardameta de la selección germana y del Bayern en sus mejores días, renunciará a volver a los terrenos, a sus 35 años, al no estar recuperado plenamente del accidente de coche sufrido el 17 de junio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS