El Valencia, aliado con la suerte, finalista

El Valladolid mereció mejor suerte que su mínima victoria ante el Valencia, en el partido de vuelta de las semifinales de Copa, resultado que le dejó en la cuneta cuando fue, sorprendentemente, el equipo que acumuló méritos para llegar a la final. El equipo vallisoletano dominó siempre la situación, acorraló a su rival y le superó incluso por técnica y sentido posicional. Solamente un golpe de fortuna, en el tanto del argentino Felman, a once minutos del final, propició el desenlace favorable al Valencia en la eliminatoria.Sin ánimo de caer en el tópico de la exageración, cabría señalar que desde el primer minuto el Valencia se arrastró por el estadio de Zorrilla. En ningún momento supo controlar las oleadas ofensivas del Valladolid, que abrió rápidamente el primer resquicio de su esperanza en el minuto cinco. El ataque local no caía, además, en los errores de la precipitación, sino que se construía sobre la base de un excelente apoyo de sus jugadores y un sorprendente y fácil manejo del balón.

Estella, sobre todos, desde su posición inicial de lateral derecho, llevó continuamente el peligro a la defensa valencianista con espectaculares correrías por la banda. El equipo que ahora dirige Pasieguito encontró también dificultades atrás para controlar a los extremos Mir y Rincón, si bien éstos vieron facílitada su labor de desmarque por las entradas desde el medio campo de Botella, Toño y Moré. No le quedó al Valencia otro remedio que utilizar todos sus recursos en una férrea defensiva a ultranza en la que llegó a colaborar hasta el propio Kempes.

Con la mínima ventaja vallisoletana, el partido alcanzó interés y una emoción máxima tras el descanso. Estella volvió a lanzar con maestría una falta y el testarazo de Santos obró el milagro de nivelar el 2-0 que había logrado el Valencia en el choque de ida. Y milagroso fue, sin embargo, que el equipo de Pachín no alcanzara un tercer tanto, que buscó ahora con mayor fe. La lógica y la injusticia futbolística se unieron en Zorrilla. El Valencia, sin merecerlo, jugará la próxima temporada la Recopa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de junio de 1979.

Lo más visto en...

Top 50