Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clares no jugará en Barcelona con el Rayo

El Rayo Vallecano tiene el próximo domingo un difícil compromiso en el Nou Camp frente al Barcelona. No está de más recordar que para este partido el preparador rayista no podrá alinear al jugador más caro de la plantilla, Clares, por acuerdo «apalabrado» de ambas directivas cuando se formalizó el contrato por el que el barcelonista pasaba a la nómina del equipo madrileño. Federativamente, Clares podría jugar en Barcelona, pero para ello habría que romper un pacto previo entre ambos clubs. El jugador se lamenta. de ello, porque estos acuerdos siguen marginando a los profesionales.Clares fue contratado por el Rayo por dos temporadas. Llegó con la misión específica de marcar goles, aunque lo cierto es que hasta el momento sólo ha conseguido uno. Sin embargo, es titular habitual en el equipo vallecano y ahora deberá quedarse sin jugar este do mingo, por acuerdo adoptado en unos despachos. «Ya sabía esta circunstancia cuando fiché. Aun que me pareció injusta, yo no podía hacer absolutamente nada. Hay una cláusula por la cual se decidió que no jugara el partido que el Rayo disputase en el Nou Camp. Según tengo entendido, porque alguien pensó que esto sería mejor para todos.»

Clares no se muerde la lengua y acusa al que considera autor de esta anómala postura, José Luis Núñez, presidente del club azulgrana. «Sé claramente que fue él quien planteó esto. En realidad, Núñez hace y deshace a su antojo en el Barcelona, incluso en el plano deportivo es un dictador. Muchos jugadores los pone él. Tengo noticias y hay varios ejemplos. Ramos, por poner uno, jugó hace quince días de titular y a la semana siguiente no fue ni de suplente, y eso que el Barcelona tenía muchas bajas. El fue quien amargó la existencia a varios jugadores, entre ellos, yo.»

Lo cierto es que Clares admite a regañadientes su ausencia el próximo domingo. «Reglamentariamente pertenezco al Rayo y resulta anormal de todo punto que no pueda jugar, aunque ya digo que tengo que aceptarlo. Pero claro, después de todo, no es la primera vez que una situación así puede plantear el ridículo de alguien. Sin ir más lejos, ahí tiene el caso de Marcial, que marcó hace algunas jornadas dos golazos y puso en evidencia a quienes lo echaron del club. Imagínese si por azares del juego tengo una buena tarde en Barcelona y marco algún gol. El lío podría ser grande para ese señor.»

Al margen de este tema, cabe señalar que los jugadores del Rayo cobrarán prima de victoria por su empate ante el Madrid, es decir, 30.000 pesetas, según prometió a los jugadores el presidente Encinas, que se ha visto envuelto esta semana también en más problemas directivos, con la dimisión del tesorero del club, Antonio Plaza. Este ha atacado con dureza la gestión de Encinas al frente de la entidad rayista y los abogados del club estudiaron anoche una. posible querella. Cabe reseñar también que Alvarito, sancionado por el Comité de Competición con un partido, lo cumplió en Crevillente y podrá jugar en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de enero de 1979

Más información

  • Los acuerdos entre clubs siguen marginando a los jugadores