Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Boxeo

Giménez disputa esta noche el título europeo de los superplumas

Según se acerca el combate entre Domingo Giménez y Natale Vezzoli, valedero para el campeonato europeo de los superplumas, el español sube enteros a la hora del pronóstico. En Italia se desconfía de esta teórica defensa del título, en razón precisamente de la confianza que existe.Esta noche, en Milán, Giménez tiene la mejor oportunidad de su vida deportiva porque realmente puede perder muy poco. El, naturalmente, cree en la victoria. «He venido para vencer.» En Italia, la pelea ha encontrado ambiente y seriedad. No se han destacado las cualidades folklóricas de Domingo, cantaor de flamenco cuando su padre, maestro de guitarra, le acompaña, sino su sacrificio y dureza en el ring.

A estos comentario ha contribuido Capreti, que peleará en la velada contra el español De la Rosa y antiguo rival de Domingo Giménez. «Cuanto más le golpea más peligroso se hacía. La potencia de sus puños es notabilísima. Natele deberá vigilar su derecha.»

En los periódicos, la pelea ha encontrado un notable eco y advierten a su compatriota de los riesgos del combate. Los adjetivos dados al español son de adversario difícil, encajador, indomable. En realidad, bastantes más que los casi nulos vertidos sobre él aquí en España. Está visto que Domingo Giménez, sin tantos sensacionalismos como los Perico Fernández y compañía, aparte va de su discreta calidad, no es profeta en su tierra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1976