Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los reyes en Galicia

Cargas y detenciones en el "Día da Patria Galega"

Apenas terminado el acto de la ofrenda nacional en la catedral, numerosos policías, tanto armados como de paisano, tuvieron que correr a tomar posiciones a la Alameda, al comienzo del paseo de la Herradura. Allí se originó, a la una y media del domingo 25, una manifestación de la Asamblea Nacional Popular Galega. La policía cargó y persiguió a los manifestantes por las calles adyacentes, lo que dio origen a alguna escena de confusión y miedo, ya que el número de personas que concurrían en la zona era muy considerable.Al poco rato, apenas unos minutos, otro intento de manifestación se produjo en la plaza de Fonseca. Aquí, la policía cargó incluso contra buena parte de] público que pasaba por allí. Otros conatos de manifestación de la ANPG se repitieron en la Porta do Camiño, la rúa de San Pedro y en otros lugares. El que tuvo más éxito, después del de la mañana, se registró a las seis de la tarde, teniendo como punto de partida la plaza del Toral. Aquí, la policía persiguió a los manifestantes, en la rúa do Villar, pistola en mano.

Aparte, se registró otra manifestación, protagonizada esta vez por el Movimiento Comunista de Galicia que, con motivo del Día da Patria Galega, vino desarrollando diversas acciones en Santiago. Alrededor de las dos de la tarde del domingo, algo más de seiscientas personas, precedidas por una pancarta de gran tamaño en la que se leía 25 de xulio. Dia da Patria Galega. Viva Galicia ceibe. MCG, bajaron de la Algalia de Arriba hasta la plaza de Cervantes, en cuya fuente y en algunos balcones colgaron las pancartas antes de disolverse.

Ha sido imposible fijar con exactitud el número de detenciones que fueron practicadas a lo largo de la primera jornada completa que pasó el Rey en Santiago. Fuentes próximas a la ANPG afirmaron a última hora del domingo que podrían ser unos 110. La cifra pareció, sin embargo, exagerada para algunos detenidos que abandonaron la comisaría en esa misma tarde y que dieron a EL PAÍS su opinión de que serían pocos más de cincuenta. La policía declaró también a este periódico que no quedaba ningún detenido en comisaría a primeras horas de la noche del día 25, pero no precisó el número de personas que habían sido retenidas a lo largo del día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 1976

Más información

  • A pesar de estar prohibida hubo manifestación