Carreras de caballos

"Tere Aguacate" ganó el Martorell

Tere Aguacate, en fotografía con otros tres ejemplares, resultó ganadora del premio Martorell, reservado a los potros y potrancas de dos años, y en el que tomaron parte siete ejemplares. La potranca ganadora fue montada por Claudio Carudel. Titongui y Aritz ocuparon la segunda y la tercera plaza respectivamente.

Los caballos que salieron el domingo a la pista en el premio Martorell, que es una de las pruebas cumbres de las que se destinan a los dos años y que se corren dentro de la temporada de primavera, llegaban a él sin apenas valorar. La generación de los dos años, que, como recordarán, debutó, al igual que otros años, el día primero de mayo, en el premio Primer Paso, ha corrido, hasta el momento en muy pocas ocasiones, por lo que los ejemplares que han debutado, ya que todavía nos faltan muchos por ver, no se encuentran contrastados. Pensamos al ver el domingo el programa de esta carrera que la prueba iba a resultar muy poco interesante, ya que los siete potros, en sus actuaciones, no habían le vantado gran expectación. Nos imaginábamos que sería una, carrera más y que el espectáculo resultaría muy pobre. Pero no ocurrió lo que se preveía y el premio Martorell pasará a la historia como, una de los más reñidos. El recorrido fue muy emocionante y los 1.300 metros que formaban éste se cubrieron a un rápido tren. A la entrada de la recta final cuatro de los, ejemplares que tomaron parte en esta prueba se distanciaron algo del resto de los participantes, para atravesar la línea de meta muy igualados, por lo que el juez de llegada se vio obligado a recurrir a la fotografía para saber quién había -sido el ganador. Las diferencias, como luego pudimos comprobar en la instantánea, fueron mínimas y el juez, afinando mucho, dio ganador de la prueba a Tere Aguacate, propiedad de la cuadra Portman, que fue montado por Claudio Carudel.Titongui y Aritiz, a escasa diferencia, cruzaban la línea de meta. Román Martín y Ceferino Carrasco fueron los encargados de montar a los colocados. Los cuatro caballos que corrieron en el premio Adar, que se celebró bajo la modalidad de hándicap, nos ofrecieron unos emocionantes metros. La victoria la logró Ultraik, que fue montado por Miguel Alonso, delante de Amontilado, con Juan Vicente Chavarrias, y de Manabona, con José Luis Balcones.

Nos causó una grata impresión el caballo Manabona, de Ramón Mendoza, que saltó muy bien y que si su jinete lo hubiera solicitado, unos trancos antes podría haber dado un buen susto a los primeros clasificados.

Juan José Chavarrias conseguía su primera victoria en el hipódromo, donde sólo debutó hace dos semanas, en el premio Choix de Roi, montando a Mirveda, la yegua de la Cuevas. En segundo lugar cruzó la línea de meta Don AIfredo, con E. Fernández, y en tercero, Barbera Taj, con A. Sánchez.

La gran favorita, Pentágona, defraudó en el premio Puerta de Toledo, que se corrió en tercer lugar del programa y sólo logró ocupar la segunda plaza, mientras que la primera era para Cardinal Wolsey, al que su jinete, E. Fernández, le hizo "a excelente monta.

El premio Aurelia, hándicap desdoblado en primera parte, fue la carrera que reunió en la pista a un mayor número de participantes. Trece caballos lucharon por el triunfo en, ésta prueba en la que venció Román Martín, con Apolo, delante de Nibelungo, con Saugar, y de Orleigh, con Moreno.

El doblete de la tarde lo hizo Román Martín en el premio Palermo, en el que con Almoraima atravesé la línea de meta en primera posición. Sus mayores rivales en los metros finales fueron Olelette y Palmarola

De la apuesta múltiple han aparecido setenta y un boletos, que cobrarán cada uno un dividendo de 25.317 pesetas. Los acertantes de la triple gemela, que fueron nueve, recibirán nada menos que 145.938 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de julio de 1976.

Lo más visto en...

Top 50