Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Crisis de personajes

Es indudable que estamos en una época de crisis. En la década de los sesenta, cuando en España triunfaban los Manolos a base de aradores, saltos de la rana, passhing-shots y el Porrompompero, los periodistas teníamos un buen surtido de personajes de los que echar mano. En el mundo del deporte, además de Supermanuel, teníamos a Helenio Herrera, que siempre andaba anunciando su vuelta Atlético de Madrid y contábamos con las siempre sabrosas frases e Santiago Bernabéu, que por aquel entonces era admirador de ¡la Reyes porque en Barcelona presid la un club llamado Español.Han pasado los años y Helenio Herrera ya sólo es noticia por sumazón, por los infartos y por Fiora Gandolfi. Don Helenio ya no el mago. Santana, retirado con prisas, pierde en el tercer set con el primer mozalbete que se olvida de los lobs liftados. Santiago sea Diputado cumplido ochenta y un anos y sigue siendo noticia. Bernabéli, que es algo así como el celismo de la teratura futbolística, siempre tiene a mano un refrán, una nécdota o una catilinaria para poner en solfa al más pintado.

La vida futbolística española" pese a Bernabéu, sería aburrida si no hubiera surgido, a base de millones depositados en bancos izos, el tulipán sagrado, el hombre que convierte en oro las camisetas que medio suda. Johan Cruyff es, casi a diario, por si o por sus circunstancias, noticia pararecuadro. A su compatriota, y también Johan, Neeskens, en cambio, le pasa como a Orantes, que no ha dejado de ser el segundo Manolo.

Es una suerte, que Cruyff no esté en el Madrid de Bernabéu. Así, Cruyff a no esté en el Madrid de Bernabéu. Así la noticia está descentralizada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 1976