Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pegaso se impuso sin problemas al Palencia

Apenas nada se jugaban los dos equipos en este encuentro dada su posición en la tabla. La esperanza de todos cuantos habíamos acudido a la Ciudad Deportiva del Pegaso era la de presenciar un buen espectáculo, y la realidad es que durante gran parte del encuentro así fue. El partido se les puso de cara a los propietarios con el gol conseguido apenas comenzado el encuentro, y como los discípulos de Enrique Mateos son ambiciosos siguieron luchando por aumentar todo lo posible su ventaja. Ocasiones no les faltaron, pero su lucha, su entrega y su tremendo derroche de facultades, les hace, a veces, perder serenidad ante el marco y fallar en claras ocasiones. Enfrente, un Palencia más conservador, con buen fútbol, pero sin confianza en sí mismo y sin convicción para sorprender en sus tímidos ataques.La segunda parte comienza con la misma tónica, y tras el gol llegamos al minuto 62, momento en el que se produjo la jugada clave que daría otro aire al encuentro: se le cuela por la izquierda Mota, se mete en el área, quiebra a Cháfer, que mantiene la pierna extendida, y al irse trás el balón cae al tropezar con la pierna del defensa«camionero». El señor Medín Prego señaló penalty, y ahí comenzó el «show Cháfer», que tras protestar, insultar e intentar agredir al árbitro, es expulsado del terreno de juego. Fue necesaria la presencia del delegado de campo para su marcha.

El penalty lanzado por Garre es detenido por Lara, y a partir de entonces el Palenbcia aprovechando su superioridad numérica, intenta acortar distancias, pero el desconcierto dura poco en los arlequinados y termina el encuentro sin más novedades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 1976

Más información

  • Cháfer, protagonista de un lamentable incidente