_
_
_
_

El Comité de Apelación rechaza el recurso del Granada contra su eliminación en la Copa del Rey

El órgano federativo confirma la resolución que deja fuera al conjunto andaluz por alineación indebida al contar con Adrián López, portero con ficha del filial, en una competición considerada no profesional

El portero del Granada Adrián López, durante el partido de Copa contra el Arousa.
El portero del Granada Adrián López, durante el partido de Copa contra el Arousa.Salvador Sas (EFE)
El País

El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol (RFEF) desestimó este miércoles el recurso presentado por el Granada CF contra su eliminación de la Copa del Rey 2023-2024 por alineación indebida del portero Adri López en su Primera Eliminatoria de hace dos semanas ante el Arosa SC. El Granada se había impuesto por 0-3 frente al Arosa el pasado 2 de noviembre, pero cinco días después, ese resultado sería revertido en los despachos, dando la clasificación al conjunto gallego. La razón fue que el equipo dirigido por Paco López alineó a Adrián López, portero de 23 años y perteneciente al filial, una combinación que infringe las reglas de la Copa del Rey.

El Juez Disciplinario Único de la RFEF sancionó con la pérdida del encuentro y la consiguiente eliminación del torneo al equipo nazarí tras aceptar la reclamación del equipo gallego de la 3ª RFEF por considerar que había alineación indebida del portero por no ser “válido” que este, de 24 años y con ficha del filial -el Club Recreativo Granada B-, se alinease con el primer equipo, lo que solo se permite “únicamente en competiciones profesionales” y al ser la Copa “sin ningún tipo de duda, una competición oficial de ámbito estatal y carácter no profesional”.

El Granada decidió recurrir insistiendo en que no había incurrido en ninguna supuesta ilegalidad “de acuerdo con lo preceptuado en la Ley del Deporte” e indicando que resultaba “imposible” que el torneo fuese de carácter no profesional “al especificar el carácter puntual o excepcional de la participación de jugadores profesionales” y que la nueva legislación recalca que “no puede ser catalogada como competición aficionada en virtud de su artículo 84 d.

El club granadino también apeló al Convenio de Coordinación entre LaLiga y la RFEF de 2019, que está “vigente” y que da a entender que la Copa del Rey “cumple con todos los requisitos para ser reputada como profesional”. Sin embargo, Apelación detalló que Adri López “no reunía los requisitos exigidos por el Reglamento General y las Normas Reguladoras y Bases de Competición para poder ser alineado” en este partido, y que tan solo el CSD y la RFEF “son competentes para determinar” si una competición es o no profesional.

“Y por lo que se refiere a la participación de jugadores profesionales en este campeonato, que según pretende el Granada CF, nos conduciría a atribuirle la consideración de profesional, tampoco dicho argumento resulta válido entre muy distintas razones, porque la propia Ley del Deporte, en su artículo 84 afirma que ‘No obstante, la participación eventual de deportistas profesionales no alterará su naturaleza jurídica”, añadió la resolución del organismo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_