Estrepitosa derrota de Garbiñe Muguruza

La tenista española pasa de abrasar a Riske con un set en blanco a desplomarse y perder el partido con un parcial de 12-1

Muguruza conecta un revés durante el partido ante Riske.
Muguruza conecta un revés durante el partido ante Riske.Mark J. Terrill (AP)

Todo iba sobre ruedas. Los golpes desde el fondo de la pista eran profundos y certeros, el ritmo no bajaba y el servicio bien fiable. Un dominio abrasador de Garbiñe Muguruza (Venezuela, Caracas; 28 años) sobre Alison Riske en la segunda ronda de Indian Wells que se explicaba con un set en blanco (6-0) y 3-0 en el segundo. “Me moría de vergüenza por mi actuación. Pensaba en la gente que había pagado para ver eso. A los 20 minutos, estaba lista para dejar la pista”, reconoció después la estadounidense, número 53 en el ranking. Pero Riske siguió en pie, jugó un tenis más alegre y a Garbiñe, como en épocas pasadas, se fundió en negro de repente, una cruzada de cables morrocotuda que le hizo perder un partido de lo más extraño. Pasó de ganar 9-0 a perder después 12-1 para cerrar el partido en 6-0, 3-6 y 1-6.

“Garbiñe cometió una doble falta para que le rompiera el servicio e ir 3-2. A partir de ahí, tuve una buena sensación”, resolvió Riske desde la sala de prensa. Lo contrario ocurrió al otro lado de la red porque Garbiñe, cabeza de serie número ocho del torneo, comenzó a cometer dobles faltas y a encoger el brazo, incapaz de devolver los golpes cruzados de su adversaria y decir la suya como ocurrió en las dos últimas ocasiones que se habían medido las dos tenistas (en las dos primeras se impuso Muguruza). La última fue en el Abierto de Estados de 2019 Unidos en un duelo de tintes similares (6-2, 1-6 y 3-6) y la anterior en Tokio 2018 (1-6 y 2-6). “A pesar de lo mal que estaba jugando, si lograba sumar un par de juegos y meterme en el partido, iba a tener una oportunidad”, reveló Riske; “y me enorgullezco de luchar en todo momento, independientemente de la situación. Estoy orgullosa de salir adelante”.

Mal momento para Garbiñe, que si bien cerró el curso pasado con un título histórico en la Copa de Maestras, ha comenzado 2022 con demasiadas dudas, eliminada en segunda ronda del Abierto de Australia por Alizé Cornet, en Dubái en octavos de final y en cuartos de Qatar. Ahora ha caído a las primeras de cambio en Indian Wells tras un partido un tanto inexplicable. Una montaña rusa que evoca tiempos pasados, capaz de lo mejor y de lo peor.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS