AJEDREZ

Carlsen, eliminado de la Copa del Mundo

Duda, verdugo del campeón, y Kariakin jugarán la final y logran plaza en el Torneo de Candidatos 2022

Carlsen se pone la chaqueta, hoy en Sochi, tras perder la semifinal frente a Duda
Carlsen se pone la chaqueta, hoy en Sochi, tras perder la semifinal frente a DudaAnastasia Korólkova (FIDE)

Todo transcurría con normalidad para que Magnus Carlsen cumpliera el pronóstico en la Copa del Mundo que empezó el 12 de julio en Sochi (Rusia) con 206 participantes. Pero el noruego, que defenderá su título de campeón contra el ruso Ian Niepómniachi en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) desde el 26 de noviembre, ha caído hoy en el desempate rápido de semifinales ante el polaco Jan Duda, de 23 años, 16º del escalafón. Este y su rival a partir de este miércoles en la final, el ruso Serguéi Kariakin, se clasifican además para el Torneo de Candidatos de 2022.

Carlsen no ha comparecido ante la prensa tras su derrota, contrariamente a lo que suele hacer en los torneos por internet que organiza Chess24, el club virtual del que es principal accionista. Duda explicó unas cuantas variantes de las dos partidas rápidas del desempate -empató la 1ª y ganó la 2ª- antes de concluir: “En todo caso, estoy demasiado cansado ahora mismo para decir algo inteligente. Tras ganar al campeón del mundo y clasificarme para el Candidatos, jugaré más relajado contra Kariakin, quien, en todo caso, es un rival fortísimo”.

Duda, hoy en Sochi, abandona el escenario tras derrotar a Carlsen
Duda, hoy en Sochi, abandona el escenario tras derrotar a CarlsenAnastasia Korólkova (FIDE)

En general, el campeón del mundo ha dado una buena impresión a lo largo del torneo. Pero quizá apostó en exceso en su poderío en las modalidades rápidas de desempate, en lugar de arriesgar algo más en las dos partidas lentas, que terminaron en tablas. Duda, 4º del mundo en partidas rápidas, no tuvo hoy ningún problema para empatar el primer asalto con las piezas blancas, y luego dominó el segundo con las negras. De hecho, pudo haber logrado una posición ganadora antes, pero prefirió no arriesgar, entró en un final de alfiles que según las máquinas es tablas y se encontró con un nuevo error del escandinavo, que esta vez sí aprovechó. Duda empieza a convertirse en una bestia negra para el campeón del mundo: fue él quien rompió, el pasado 12 de octubre en Stavanger (Noruega), la impresionante racha de 125 partidas invicto que Carlsen acumuló durante dos años, dos meses y diez días.

El polaco tendrá un rival durísimo en la final, a dos partidas. Kariakin, de 31 años, 10º del mundo en lentas y 11º en rápidas, subcampeón en 2016 tras perder el desempate rápido con Carlsen en Nueva York, es uno de los miembros de la élite más difíciles de batir. La gran pregunta es cómo afrontará un irritado Carlsen el duelo por el tercer puesto frente al ruso Vladímir Fedoséiev, quien sin duda jugará mucho más motivado que el noruego.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50