El Baskonia atropella al Barcelona

Costello lidera el vendaval de juego vitoriano y rompe la racha de nueve triunfos seguidos del líder de la Euroliga (94-75)

Giedraitis intenta superar a Mirotic durante una acción del partido entre el Baskonia y el Barcelona.
Giedraitis intenta superar a Mirotic durante una acción del partido entre el Baskonia y el Barcelona.David Aguilar (EFE)

La racha del Barcelona se quebró en Vitoria, el penúltimo día del año. Después de nueve victorias consecutivas, el equipo de Jasikevicius cayó sin paliativos ante la mejor versión del Baskonia, para disfrute de la grada del Buesa que todavía podía llenarse al cien por cien antes de las restricciones anunciadas por la pandemia.

El Barcelona se encontró en Vitoria con un Baskonia muy diferente a ese sucedáneo descafeinado que ha malvivido por la Euroliga durante toda la primera vuelta, recibiendo palizas inesperadas. Es cierto que ganó ya en el Palau en la Liga ACB, pero en Europa había ofrecido una imagen muy pobre, con algunos destellos que se podían contar con los dedos, y que le sacaban de la mediocridad. Hace una semana, en Múnich, con el equipo desmantelado por la gripe, que no por la covid, dio una de esas muestras de brillo, de carácter Baskonia, con una victoria de campanillas, y este jueves en el Buesa lo volvió a hacer ante un Barça que llevaba una serie de victorias al alcance sólo de los grandes equipos, y que vio cómo se frenaba a pesar de los ímprobos esfuerzos de Mirotic para evitarlo con sus implacables lanzamientos triples.

Comenzó el partido muy igualado, con los dos equipos golpeando en cada acción, pero con el Barcelona por delante, marcando su jerarquía clasificatoria. Sin Spahija, confinado, en el banquillo, la serenidad de David Gil –su ayudante– contrastaba con los gestos expansivos de Jasikevicius, con el rostro congestionado, pero su equipo no alcanzaba a despegarse, y sin embargo, cuando el Baskonia consiguió adelantarse en el luminoso, sí que lo hizo. Si en la bancada Gil exudaba serenidad, en la cancha, Costello, su brazo armado, volvió a repetir la actuación de Múnich: fue otra vez un vendaval que arrasaba con todo. Con Baldwin en estado de gracia en las últimas jornadas después de un trimestre gris, el equipo vitoriano comenzó a crecer y creer. Se fue el Barça al final del primer cuarto con tres puntos de ventaja (20-23), pero su capacidad anotadora comenzó a desmoronarse en el regreso a la cancha. Ajustó el Baskonia la defensa y se le desvió el punto de mira al Barcelona. Bajó el ritmo de su juego y eso resultó letal para sus aspiraciones de ganar el partido.

Un parcial de 16-0 en el segundo cuarto permitió que el Baskonia se pusiera en órbita, aunque Mirotic les bajó los humos a los vitorianos, que se fueron al descanso con una renta muy poco tranquilizadora aunque con buenas sensaciones. Sin embargo, volvieron a crecer los de casa tras el receso, y además Davies cometió su cuarta falta cuando todavía restaban casi cinco minutos para que acabara el tercer cuarto. El Barça perdió poder de intimidación y, en cierto modo, equilibrio. Los baskonistas encontraron la llaga en la que meter el dedo. Cuando empezaron a jugarse los últimos diez minutos el partido ya tenía ganador salvo catástrofe, que no se produjo, porque el Baskonia jugó con la cabeza fría, aunque con el alma caliente, y el Barcelona terminó por perder la fe. Fue cuando Jasikevicius, que ya no se levantaba de su silla, dio entrada a todo su fondo de armario, dando el partido por amortizado.

Baskonia, 94; Barcelona, 75

Baskonia: Baldwin (16), Granger (10), Sedekerskis (0), Enoch (13), Giedraitis (20) –equipo inicial– L. Peters (8), Fontecchio (14), Costello (13), Barrera (0), Marinkovic (0).

Barcelona: Laprovittola (12), Sergi Martínez (2), Davies (4), Higgins (2), Mirotic (19) –equipo inicial– Exum (3), Sanli (13), Smits (2), Hayes-Davis (2), Jokubaitis (11), Caicedo (3), Nnaji (2).

Parciales: 20-23, 20-11, 34-20 y 20-21.

Árbitros: Mogulkoc, Bissang y Racys.

Buesa Arena de Vitoria. 7.802 espectadores. 18ª jornada de la Euroliga.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS