_
_
_
_
_

Gerard Moreno, justo a tiempo

El ‘falso nueve’ del Villarreal se recupera para dirimir la clasificación en Bérgamo

Atalanta Villarreal Champions
Gerard Moreno, ante el United en la final de la Liga Europa.Adam Warzawa (EFE)

Cuenta Martí Perarnau en su libro La Evolución Táctica del Fútbol que el primer gran delantero centro de la historia, el célebre Gilbert Oswald Smith, alias GO, fue, en realidad, lo que hoy denominaríamos un falso nueve. Cuando le preguntaron en qué consistía el principal deber del puesto, la primera respuesta del pionero no citó el gol, ni el remate, ni la corpulencia para batirse con los defensas. “Ser capaz de pasar con precisión”, dijo.

En la línea de, que es la misma línea que siguieron Di Stéfano, Tostao, Cruyff, Maradona o Benzema, el juego del Villarreal ha sido tejido por Gerard Moreno, un delantero centro que tanto sirve para hacer goles como para administrar el juego en su propio mediocentro. Tan difícil de categorizar como importante para su equipo.

El Villarreal no ha conseguido reinventarse y llenar el vacío que dejó Gerard Moreno cuando se rompió los isquiotibiales hace dos meses. Su recuperación coincide con el partido más trascendental de la primera mitad de la temporada. Regresa justo a tiempo para batirse con el Atalanta en Bérgamo y decidir a cuál de los dos contendientes corresponde la única plaza de acceso a octavos de la Champions que resta en el Grupo F.

“Gerard ha crecido mucho en el Villarreal”, dijo Unai Emery, su entrenador, este martes. “Con 25 años era difícil prever cómo sería hoy [con 29], un jugador con una madurez mental que ha llevado sus cualidades al máximo, pero que tiene que tener un equipo que se adapte a él. Porque él te hace ver y elegir los jugadores que tienen que estar alrededor suyo, y el sistema que tienes que utilizar para que se encuentre lo más cómodo posible. En ese ámbito él encuentra su rendimiento. ¿Qué echamos de menos cuando no está? El año pasado hizo 30 goles y 11 asistencias”.

“Hay cosas que no encontramos si no está él. Da confianza al portero, a los centrales, a los extremos, al banquillo, al club...”
Unai Emery, entrenador del Villarreal

Sin su falso nueve el Villarreal no solo ha perdido pegada. También se ha convertido en un equipo inseguro en la salida del balón. Contra el United, el Barça y el Sevilla —salvando el encuentro de Copa, los últimos tres rivales que ha enfrentado— ha comenzado encajando el primer gol tras perder el balón cuando comenzaba a construir las jugadas desde atrás.

Preguntado por el recurso de Moreno como destino del primer pase de los centrales y el mediocentro a la hora de organizar las salidas, Emery hizo un reconocimiento profundo. “Cuando él no está, hay ciertas cosas que no encontramos en el equipo y cuando está las encontramos. Eso da mucha confianza al portero, a los centrales, a los extremos, a los delanteros que juegan con él, al banquillo, a los aficionados, al club... Lo que supone en ataque, en defensa, cuando te aprietan muy arriba y quieres tener un jugador que sabes que buscándole a él tiene capacidad para retenerla, para que el equipo salga asociándose con el resto... ¡Ese es Gerard Moreno!”.

Emery admitió que el Villarreal tropezó ante la necesidad de regenerarse sin el hombre que constituía la clave estratégica de su juego. “La búsqueda de otros caminos”, admitió el técnico, “nos ha llevado a utilizar otros futbolistas, ver otros sistemas y otras maneras. Para eso necesitas de un tiempo y de un talento que pierdes. La confianza la puedes ir generando en base a que salgan cosas. Y con Gerard salen cosas que son muy beneficiosas para la confianza, para el equipo, para los resultados y la estabilidad”.

Gerard Moreno no está en plena forma. Pero su sentido para bajar al mediocampo a orientar las acciones con un solo toque puede ser muy útil frente al Atalanta, uno de los equipos más agresivos cuando se trata de provocar accidentes en la salida del balón de sus rivales.

El Villarreal parte con ventaja en la clasificación. Un punto apenas. Poco colchón para visitar el Gewiss Stadium de Bérgamo sin más plan que especular con el empate, por más que el Atalanta solo haya ganado cuatro partidos de diez esta temporada en su propio campo: Sassuolo, Young Boys, Venezia y Spezia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Diego Torres
Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_