Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gerard Moreno: “Llegar a tiempo no significa ir más rápido”

El delantero del Villarreal, pichichi de LaLiga con seis goles, analiza el difícil papel de los puntas en el modelo de juego de España, que le convoca por primera vez con 27 años

Gerard Moreno, este jueves en la Ciudad Deportiva de Las Rozas.
Gerard Moreno, este jueves en la Ciudad Deportiva de Las Rozas.

El fútbol tiene dos caras: una visible y otra oculta. Hay futbolistas afortunados que son valorados porque brillan en la cara visible aunque resulten incompetentes en la parte que pasa desapercibida para la mayoría de los espectadores. Y hay futbolistas como Gerard Moreno (Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona, 1992) que se han pasado media vida dando lecciones de oficio en la parte más oscura de la jugada. A los 27 años el nueve del Villarreal ve recompensado su esfuerzo: es pichichi de LaLiga con seis tantos y lo han llamado a la selección para enfrentar a Noruega y Suecia en las eliminatorias de la Euro.

Pregunta. La lista es larga: Morata, Rodrigo Moreno, Oyarzabal, Paco Alcácer, Iago Aspas, Jaime Mata, y ahora usted. ¿Por qué cree que a excepción de Morata, los puntas que han venido a las convocatorias de Luis Enrique y Robert Moreno no responden al perfil del nueve tradicional sino que tienen vocación asociativa o alma de volantes?

Respuesta. Cada uno tiene sus cualidades. Pero hay muchas cosas que tenemos en común. Nos gusta estar cerquita del área para hacer goles, y a la mayoría nos encanta asociarnos con el balón para poder jugar. Salimos de zona para dar soluciones a los compañeros. Los equipos como la selección que tienen tanta posesión necesitan delanteros con recursos para poder asociarse y combinar por dentro.

P. Dice el seleccionador que prefiere no mirar los partidos por la tele porque la cámara no enfoca los movimientos sin balón. ¿Para usted qué es más importante, lo que hace con o son la pelota?

R. Es igual de importante. Cuando no tienes el balón tienes que ayudar al equipo. Ese 20% que no lo tienes, debes defender. Y cuando los rivales se meten atrás tienes que fijar a los centrales para crear espacios para los compañeros. Muchas veces los delanteros hacemos movimientos para que otro compañero esté en una situación mejor. Si por un movimiento que tú haces tu compañero no te puede dar el balón, seguramente se crea otro espacio para que reciba otro compañero que puede estar más libre.

P. ¿Le gusta salir de zona?

R. Cuando juegas contra rivales que se repliegan, como estos de la fase de clasificación, no es lo mejor. Cuando enfrentas equpos que se meten atrás el delantero tiene que fijar centrales y estirar al equipo lo máximo con movimientos al espacio para que los compañeros puedan recibir por dentro. Quizás salir de zona es más conveniente contra equipos que están mas abiertos y te dejan recibir.

P. Oyarzabal de falso nueve con la sub-21 generó muchas ocasiones de gol bajando a dar continuidad a la jugada y sacando de sitio al central.

Con España la clave es no desesperarte. Hay que tener paciencia. Cuando tú tienes el balón el rival también se tiene que mover. Si no te desesperas por rematar y das prioridad a ayudar a tus compañeros a tener la pelota, al final llegas a gol

R. Eso no es nada fácil porque tienes a los rivales encima. Pero es fundamental que los que estamos de espaldas a la portería dejemos el balón de cara a los que vienen detrás porque ellos son los que mejor ven lo que puede pasar. Cuando le das la espalda al defensa y te viene un balón, si no controlas el espacio, lo mejor es darlo de cara.

P. ¿Aquí cómo se las arreglan los nueves para no pisar compañeros cuando se suman al ataque gente como Ceballos, Saúl, Fabián, Thiago, Carvajal o Navas?

R. Entrenando te das cuenta de cómo va todo, de la cantidad de soluciones que tiene España. Aquí todo el mundo se mueve mucho porque todos quieren el balón. Todo va muy rápido. Todo es mucho más fácil y al mismo tiempo te obligan a pensar más rápido para estar a la altura de las soluciones que se buscan. La clave cuando se cierran todas las líneas y se juntan los dos equipos en 40 metros es no desesperarte. Porque al final te puede producir eso. Que te desesperes porque el rival está muy cerrado y no encuentras ese espacio y esa solución. Pero teniendo jugadores de tanta calidad al final encuentras espacio seguro porque los balones son precisos y los desmarques buenísimos. Hay que tener paciencia. Cuando tú tienes el balón el rival también se tiene que mover. Si no te desesperas por rematar y das prioridad a ayudar a tus compañeros a tener la pelota, al final llegas a gol.

P. Habla como si llevara muchos años viniendo con España.

R. Me he perdido muy pocos partidos de España. Los he visto casi todos por la tele. He soñado desde hace mucho tiempo con poder estar aquí. Este equipo tiene una identidad muy clara.

P. ¿Los Mundiales de Brasil y Rusia supusieron una lección para España en el sentido de que los delanteros-tanque como Diego Costa aquí no funcionan y es necesario jugar con falsos nueves?

R. Depende. España ha puesto el nivel demasiado alto entre 2008 y 2012. Los rivales nos tienen mucho respeto y te esperan para contragolpearte. Villa y Torres eran una pesadilla para los defensas.

P. Pero, usted, Aspas, Alcácer, Otyarzábal y Rodrigo, se parecen más a Villa que a Costa.

R. Somos parecidos y diferentes. El míster está trabajando un sistema para la Eurocopa. Se está siguiendo un proceso muy bueno. Se han ganado todos los partidos de clasificación y hay que seguir en esa dinámica.

P. En el Villarreal se le ve muy pendiente de atacar el primer palo. ¿Por qué?

R. Cuando juegas como único delantero o eres la única referencia tienes que dar más soluciones.

P. ¿Qué entiende exactamente por soluciones?

R. Desmarques de ruptura al espacio y apoyo para dar una salida de balón. En España es lo mismo que en todos los equipos pero con más frecuencia porque aquí los rivales están más replegados y para moverlos hace falta que tú estés más activo. Atacar el primer palo es clave: no solo significa que el balón te tenga que llegar a ti. Estás abriendo un hueco para que tu interior, tu segundo punta o tu extremo, puedan ir al punto de penalti. Cuando viene un centro lateral tienes que atacar las tres zonas: primer palo, punto de penalti y segundo palo. El punta tiene que ser el que va al primer palo porque es el que suele estar más cerca.

P. Una cosa es desmarcarse al primer palo y otra rematar al primer palo: ¿cómo hace para meter tantos goles en ese ángulo, que es el más protegido por el portero?

R. Hay que llegar a tiempo. Pero eso no significa ir más rápido. A veces por querer entrar antes que nadie te quedas sin rematar. Hay que esperar al momento justo. En cada momento debes elegir. A veces tienes que intentar sorprender al portero. Cuando haces siempre la misma los porteros te esperan: ahora todo está tan estudiado que los porteros saben los puntos fuertes de cada atacante, y es bueno ir variando para que tampoco te conozcan solo por una especialidad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información