REAL MADRID

Brahim Díaz, dos temporadas más cedido en el Milan

El atacante malagueño, de 21 años, continúa en San Siro, donde el curso anterior metió siete goles y dio cuatro asistencias

Brahim Díaz, con la camiseta del Real Madrid en 2019.
Brahim Díaz, con la camiseta del Real Madrid en 2019.Denis Doyle

Las puertas del Real Madrid siguen cerradas para Brahim Díaz, que seguirá cedido dos temporadas más en el Milan. Llegó al Bernabéu en el mercado de invierno de 2019 procedente del Manchester City a cambio de 17 millones de euros pese a que su contrato en Inglaterra expiraba solo seis meses más tarde, pero sus minutos con la camiseta blanca han sido entre escasos e inexistentes. El malagueño, de 21 años, forma parte de la gran batería de jóvenes atacantes contratados en los últimos años para aliviar el cráter que se abrió tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Sin embargo, la aportación con la camiseta merengue de la gran mayoría de esta nómina de futbolistas ofensivos es, de momento, insuficiente o irrelevante. Él no ha sido hasta la fecha la excepción.

Hace justo un año, en la fiesta de la coronaliga, Zinedine Zidane le pasaba la mano por el hombro y le susurraba al oído. Brahim sonreía agradecido después de haber disputado apenas 200 minutos en todo el curso (casi todos en Copa, donde se apuntó una diana y una asistencia). Su participación había sido tan exigua que finalmente aceptó una cesión, una salida a la que se había resistido otras veces. Se marchó al Milan y, aunque la temporada pasada no fue titular indiscutible (solo 15 partidos de inicio en la Serie A), sus apariciones se multiplicaron (1.868 minutos) y, con ellas, su producción: siete goles y cuatro asistencias. Un despliegue que le ha servido para quitarse las telarañas de las dos temporadas anteriores, también con el City, y encontrar cierto recorrido en la élite.

La tarjeta, no obstante, sigue siendo escasa para los rectores blancos, que muestran otras prioridades entre la camada de jóvenes. Con o sin Zidane, Brahim continuará en San Siro. En este caso, el acuerdo no resultó difícil. Todas las partes estaban de acuerdo en prolongar el préstamo del atacante con los rossoneri, segundos en la última Serie A. El jugador y el Madrid prefieren no romper la vinculación, aunque sus trayectorias nunca se acaban de cruzar. Pese a los apuntes que dejó en su primera media campaña en el Madrid (un tanto y dos asistencias en el gran casting que montó Zizou para agotar cuanto antes una campaña lastimosa), sus pasos se perdieron con la camiseta merengue. Descartado en el último instante para la selección española olímpica, el sitio de Brahim es ahora Milán. El Madrid, mientras, dado que no cuenta con el malagueño como pieza de primera fila, ejecuta una operación necesaria dentro de la obligada campaña de adelgazamiento de la plantilla.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50