EUROLIGA

El Barça se libra de otro sofocón ante el Zenit e iguala la serie de cuartos

Dos robos providenciales de Hanga dan un sufrido triunfo en la prórroga (81-78) a un equipo sin chispa y con un gris Mirotic

Davies hace jugada ante Poythress.
Davies hace jugada ante Poythress.AFP7 vía Europa Press / Europa Press
Euroliga
Finalizado
Barça
Barça
81
78
Zenit San Petersburgo
Zenit San Petersburgo
13 - 16
25 - 13
10 - 19
18 - 18
Palau Blaugrana

Un robo de balón de Hanga a 13 segundos para el final de la prórroga sacó al Barça del atolladero en el que se mecía en el espeso duelo que libró ante el Zenit. El alero húngaro decantó la contienda en última instancia puso el 79-76 en el marcador y remató con otro robo de balón cuando casi sobre la bocina final el Zenit intentaba forzar una segunda prórroga.

El Barça empató la serie y evitó males mayores en la retorcida y angustiosa serie de cuartos de final de la Euroliga que le enfrenta a un rival indómito. El lastre de la derrota en el primer partido pesó lo suyo en el ánimo de los azulgrana. El segundo asalto se convirtió en un camino de espinas para el equipo de Jasikevicius que partía como claro favorito y que durante muchos momentos se vio al borde del precipicio. Notó las malas sensaciones, obligado a batallar en una dinámica en la que no pudo desplegar su torrente ofensivo ni hacer valer su mejor carta, la de un Mirotic remiso, superado a menudo por Will Thomas. Todo lo contrario de lo que sucedía con el Zenit, encantado con la forma en que el base canadiense Kevin Pangos ha asumido el mando tanto en el engranaje ruso como en la serie. Mirotic sumó cuatro rebotes y ocho puntos, con una canasta de dos en seis lanzamientos, además de un triple y tres tiros libres en 31 minutos. Un pobre bagaje en uno de sus peores partidos esta temporada. Tampoco Calathes estuvo acertado, con tres puntos y cuatro asistencias, en un partido en que volvió a ser superado por Pangos.

Más dinámico, mejor sincronizado, el Zenit consiguió mantener desde el inicio las constantes que le dieron la victoria en el primer partido. Jasikevicius cambió la composición del quinteto inicial, en el que incluyó a Oriola en lugar de Pau Gasol, titular en los cinco partidos que había disputado desde que debutó de azulgrana el 9 de abril ante el Bayern. Oriola debía dotar de mayor velocidad al juego de su equipo, especialmente cerca del aro.

El Zenit no pudo contar con su pívot lituano Artura Gudaitis, lesionado. La pareja interior formada para la ocasión por Will Thomas y Black intimidó de una manera extraordinaria. El Barça solo anotó dos de sus nueve primeros tiros de dos. Los nervios cundían en el Palau, con el Zenit muy animado, efectivo y una defensa que le dio buenos dividendos (13-19) y relativizó sus cuatro primeros triples fallados.

Los pequeños detalles, una presión en todo el campo, la entrada de Smits, que dañó la defensa del Zenit con su tiro exterior, la de Davies, el que mejor supo sacar ventajas frente a los pívots del cuadro ruso, y la de Bolmaro, que atascó la sala de máquinas rusa, ayudaron a marcar un punto de inflexión. El Barça tomó carrerilla en el segundo cuarto (34-25).

Higgins salió del letargo con una canasta al final del primer tiempo y un dos más uno en el inicio del segundo que do una renta de diez puntos a su equipo (41-31). El Barça ajustaba mejor en sus marcajes.<NO1>, tanto en los individuales como en las ayudas defensivas.. Lo necesitaba porque el Zenit no perdía los nervios ni la brújula. Esa capacidad para mantener en la brecha. Un robo de balón, un triple de Hollins, una penetración de Rivers y el Barcelona volvía a verse en apuros (43-39). Era solo el principio del tortuoso final que le aguardaba.

Xavi Pascual ha conseguido que su equipo sea capaz de apretar las tuercas a pesar de todos los pesares, de fallar un montón de triples (7 de 27), de conceder 44 tiros libres al Barcelona. La defensa, la manija de Pangos, la sincronización en acciones ofensivas en las que agotaba casi siempre el tiempo de posesión le permitieron sacar buenos réditos de sus escasos aciertos en los triples. Con dos consecutivos de Pangos y Hollins se puso por delante de nuevo (53-54) ya en el último cuarto. Se rehizo el Barça y pareció tener el partido en la mano cuando un segundo tiro libre de Mirotic, que había fallado el primero, puso el 66-62 a falta de un minuto y medio.

Pero Higgins y Mirotic fallaron los ataques del Barça y Will Thomas y Pangos pusieron el empate a 66 en el marcador. Pangos desperdició el último ataque del Zenit con un lanzamiento que se estrelló en el aro. El base canadiense, pese a esos fallos puntuales, volvió a ser quien estructuró el juego de su equipo. Sumó 23 puntos, aunque solo anotó uno de los siete triples que lanzó, tres rebotes, tres asistencias y tres robos de balón. En la prórroga, decidieron los cinco puntos y los dos robos de balón de un Hanga providencial.

Barcelona, 81; Zenit, 78

Barça: Calathes (3), Higgins (15), Abrines (0), Mirotic (8), Oriola (6) –equipo inicial-; Davies (22), Hanga (5), Bolmaro (7), Smits (6), Kuric (9) y Claver (0).

Zenit San Petersburgo: Pangos (23), Hollins (12), Rivers (4), Will Thomas (17), Black (9) –equipo inicial-; Zakharov (0), Baron (7), Khvostov (0), Zubkov (2) y Poythress (4).

Parciales: 13-16, 25-13, 10-19, 18-18 y en la prórroga 15-12.

Árbitros: Lamonica, Javor y Panther. Elminaron a Black (m. 42) y Calathes (m.44). Señalaron una técnica a Jasikevicius.

Palau Blaugrana. A puerta cerrada.

El CSKA supera al Fenerbahçe

El CSKA encarriló su clasificación para la Final Four al vencer al Fenerbahçe (78-67) y poner el 2-0 en la eliminatoria. El cuadro moscovita dominó gracias sobre todo a Hackett y Shengelia. El base italiano consiguió 14 puntos y dio 8 asistencias. El ala-pívot georgiano aportó 11 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias.

El Fenerbahçe contó con Marko Guduric como principal puntal ofensivo. El jugador serbio superó su récord anotador en la Euroliga con 27 puntos, cuatro más que su anterior marca en un partido ante el Maccabi en 2018.

CSKA Moscú, 78; Fenerbahçe, 67

CSKA Moscú: Hackett (14), Strelnieks (8), Kurbanov (10), Shengelia (11), Eric (5) –equipo inicial-; Lundberg (9), Hilliard (0), Ukhov (6), Antonov (3), Voigtmann (3) y Clyburn (9).

Fenerbahçe: De Colo (9), Mahmutoglu (2), Guduric (27), Barthel (9), O’Quinn (0) –equipo inicial-; Brown (6), Biberovic (6), Pierre (8) y Sipahi (0).

Parciales: 23-25, 27-17, 10-13 y 18-12.

Árbitros: Pérez, Nedovic y Nikolic.

Megasport Arena de Moscú.

Cuartos de final

Al mejor de cinco partidos

Efes-Madrid (2-0)

90-63 y 91-68. Tercer partido 27 de abril.

Milán-Bayern (2-0)

79-68 y 80-69. Tercer partido 27 de abril

CSKA-Fenerbahçe (2-0)

92-76 y 78-67. Tercer partido 28 de abril

Barça-Zenit (1-1)

74-76; 81-78. Tercer partido 28 de abril

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50