Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reinier, de los videojuegos al Real Madrid

El club blanco presenta al centrocampista brasileño, de 18 años, que jugará en el Castilla de Raúl hasta final de temporada

Reinier posa con la camiseta del Madrid junto a Florentino Pérez. En vídeo, declaraciones del jugador brasileño.

Mientras su padre, Mauro (campeón del mundo de fútbol sala con Brasil en 1985), su madre, Susana, y su hermana Julia aguardaban sentados en la primera fila, Reinier Jesus Carvalho (Brasilia, 18 años) asomó sonriente este martes por el palco de honor del Santiago Bernabéu acompañado por Florentino Pérez. Vestido de traje y corbata negros, y camisa y zapatillas blancas, el último fichaje del Real Madrid, por el que el club blanco ha pagado este enero 30 millones de euros al Flamengo (a los que se sumarán cinco más si se cumplen una serie de objetivos) tomó asiento, y no logró reprimir las lágrimas (igual que sus progenitores) mientras observaba el vídeo con las mejores jugadas que le han llevado a firmar su primer gran contrato después de haber cumplido la mayoría de edad el pasado mes de enero.

"Es el día en el que cumplo un sueño de infancia. Quiero ser parte de la historia de este gran club", aseguró en su breve discurso en castellano Reinier, que ha firmado un contrato por seis temporadas. "Llegas al equipo que elegías siempre para jugar a los videojuegos", apuntó, por su parte, Florentino Pérez, que calificó la escuela brasileña de la que procede este espigado centrocampista (185 centímetros) como "una de las más fantásticas del fútbol mundial".

Después de vestirse con la equipación del Madrid, y de demostrar su habilidad con el balón ante unos cientos de aficionados entregados, Reinier apareció de nuevo engalanado por la sala de prensa, aunque esa percha de chaval alegre se quebró a la hora de referirse a su familia. "Mi padre es mi mayor héroe y se merece estar viviendo esto hoy aquí", aseguró el jugador. "Cuando salí de Brasilia y llegué a Río de Janeiro solo, sin mi madre, sin mi hermana Julia y mis otras hermanas...", y ahí se detuvo, absolutamente superado por la emoción. "Perdón, pero cuando hablo de mi familia me emociono mucho porque todo ha sido gracias a ellos. Se lo debo todo a ellos", apuntó. "Jugar en el Madrid era el sueño de mi padre, de mi hermana, de mi madre y de toda mi familia. Por lo que estar aquí es para mí la realización de un sueño", añadió.

Por el momento Reinier tendrá ficha del Real Madrid Castilla (donde lucirá el dorsal 19, el que vestía en el Flamengo), ya que las tres fichas para jugadores extracomunitarios de la primera plantilla están en posesión de Militão, Rodrygo y Vinicius, todos brasileños. Con la llegada de Reinier y sumando al grupo anterior a Marcelo y Casemiro, si no hay salidas en verano serán seis los futbolistas de este país que compartirán vestuario la próxima temporada. "Ayer estuve en casa de Vinicius, que es amigo mío desde el Flamengo, y estoy muy contento con su recibimiento, y con el de todos los demás jugadores", confesó Reinier, que añadió también que todavía no ha hablado con Zidane.

En la presentación del jugador brasileño estuvo presente Raúl González Blanco, técnico del Castilla, que trabajará en el día a día con él, y que podrá alinearlo si lo estima oportuno en el próximo encuentro del filial del Madrid, programado para el domingo ante el San Sebastián de los Reyes en Valdebebas (17.00, Real Madrid TV). Más allá del periodo de aclimatación que estime oportuno Raúl para incorporarlo al equipo (el Castilla es octavo en el Grupo 1 de la Segunda División B), Reinier, que estuvo presente en el Bernabéu el pasado domingo durante el partido ante el Celta, y que observó antes a los que serán sus compañeros por televisión (empataron a dos con el Rayo Majadahonda), ha aterrizado en Madrid después de disputar el Preolímpico sub-23 con Brasil en Colombia.

"Raúl me ha dado la bienvenida y ya he tenido un entrenamiento. Estoy encantado con el recibimiento de mis compañeros, y del entrenador. Estaremos muy bien juntos y estoy preparado ya para el domingo. Voy a dar la vida por este club", indicó. Respecto a sus características deportivas, Reinier no rehusó la comparación con Kaká, quien aseguró ser uno de sus referentes. "Kaká es uno de mis ídolos, le he visto jugar desde siempre. Le agradezco el momento que pude compartir con él y en el que me dijo una serie de cosas", reconoció. "Yo, como jugador, tengo la característica de llegar al área, de terminar las jugadas, y me gusta mucho tocar el balón. En ataque juego en todas las posiciones, no tengo ninguna dificultad en la izquierda, en la derecha o en el centro", resumió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >