Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hazard: “Todavía necesito tiempo para estar bien”

El atacante belga, titular en su retorno después de tres meses de lesión, provoca un penalti y recibe el aplauso del Bernabéu

Hazard trata de marchars de Aidoo en el duelo del Bernabéu.
Hazard trata de marchars de Aidoo en el duelo del Bernabéu. EFE

Hazard echaba de menos el balón tanto como el Bernabéu esas pisadas cortas pero imantadas que utiliza el belga para trasladarlo al centro del nido contrario. Eso fue tan visible como la voluntad del club porque su regreso al campo, 82 días después de haberse lesionado, adquiriese el mayor bombo posible. Tal fue el mimo por Hazard que hasta la narración de los nombres que se realizó por la megafonía del Bernabéu, ordenada siempre por la ubicación de los jugadores en el campo, dejó a Hazard para el final por detrás de Benzema para que la ovación final recogiera el impulso de los diez nombres anteriores.

“Estoy contento por su regreso”, señaló Zidane, que no dudó en emplearlo desde el principio, una decisión que sorprendió incluso a Óscar García. “No esperábamos que jugase de inicio. Pensamos que lo haría Vinicius, que es de un estilo parecido. Pero el plan de partido no ha cambiado, ya que preveíamos que en banda iba a jugar un jugador de ese perfil”, apuntó el técnico del Celta.

De vuelta en las entrañas del Bernabéu el belga guardaba sus manos en los bolsillos mientras sonreía y escuchaba música con sus auriculares inalámbricos. Tenía la cara de todo aquel que regresa al lugar del que nunca quiso salir. “Me he encontrado bien, estoy contento por haber podido jugar 70 minutos, pero todavía necesito tiempo para estar bien, al final estaba algo cansado. Estoy feliz por mi rendimiento y por estar de vuelta, pero no por el resultado. Yo quería ganar el partido, pero todavía estamos en la cabeza de la clasificación”, reconoció el belga al final del encuentro. “Sabemos el jugador que es, y después de tres meses no era fácil hacer un partido así. Estoy contento por su regreso y de que esté con nosotros”, abundó el técnico del Madrid. “Poco a poco irá teniendo más ritmo. Seguro que irá a más y nos ayudará ante el Levante”, se sumó Courtois.

La portería del Madrid ha encajado siete goles en los últimos tres partidos oficiales (uno de Copa y dos de Liga), los mismos que en las anteriores 15 enfrentamientos. “Los partidos que vienen van a ser más complicados”, indicó Zidane en referencia a los duelos venideros ante Manchester City y Barcelona, ambos después del encuentro ante el Levante de la próxima jornada de liga. “Hay que estar más atentos y concentrados todo el partido. El primer gol que nos hacen a lo mejor es un error, y el segundo podemos pensar que lo es también, pero el pase de Denis Suárez ha sido espectacular, hay que reconocerlo”, analizó el técnico francés. “No estoy preocupado, pero sí decepcionado”, confesó. Con el del Celta, ya son cuatro los empates que ha cedido el Madrid en Liga en el Bernabéu, y ocho los puntos que han volado con ellos.

“Ellos tienen buenos jugadores y han tenido oportunidades para marcar. Continuamos en la cabeza de la clasificación y quedan muchos partidos para poder ganar trofeos. Tenemos que estar más acertados en las ocasiones que creamos”, valoró Hazard. Su regreso provocó que el Madrid volcase el juego por la banda izquierda, en la que cayó en carias ocasiones Benzema e incluso permitió que Bale se uniera a la conversación. La última vez que se reunieron los tres en ataque fue en el encuentro de Champions ante el PSG que acabó con el tobillo de Hazard en cuarentena hasta ayer. Curiosamente, en los primeros 45 minutos el Madrid produjo 26 centros al área, la cifra más alta del equipo desde que Zidane está en el banquillo en todas las competiciones.

“Ha sido un partido complicado porque empezaron anotando un gol pronto. Luego defendieron bien y después hice una buena parada (a un cabezazo de Aidoo) para mantener el partido con 0-1. Luego en la segunda parte hemos marcado goles rápidos pero se nos han escapado unos puntos que en casa que valen mucho”, analizó Courtois. No pudo hacer nada el portero belga en la jugada del tanto de Smolov, que se convirtió el primer ruso en marcar en el Santiago Bernabéu después Mostovoi en 2003. “Que nos metan un gol en el 85 no puede pasar”, lamentó el portero belga.

Bromeó Zidane con la caída que protagonizó con Aidoo en la banda asegurando no tener ninguna herida que lamentar, y defendió tanto a Marcelo como a Bale, ambos vigilados de cerca por el público del Bernabéu. “El público manda y Gareth ha hecho un buen partido”, dijo sobre el galés. “No creo que la presencia de Marcelo haya debilitado la defensa porque estuvo muy bien en esa faceta”, redondeó.

Hazard duró 73 minutos sobre el césped antes de ser despedido entre aplausos por el público. Suya fue la jugada que propició el penalti que convirtió Ramos, la tercera vez que lo hace gracia a una provocación previa del belga. Solo Fekir, del Betis, le iguala en esta faceta.

Kroos, una pesadilla para los celestes

Toni Kroos tiene siempre señalado el partido ante el Celta en su calendario. El centrocampista alemán no se suele prodigar demasiado ante el gol (14 en Liga, 18 en total desde que viste de blanco), pero cuando juega contra el conjunto gallego, siempre suele marcar. Este domingo tampoco falló con su cita y sumó el sexto tanto ante su rival preferido, de hecho, ha encontrado la red celeste al menos una vez por año.

En su estreno en Balaídos, allá por 2015, el alemán contribuyó al 2-4 del Madrid. En agosto de 2016 Kross batió a Sergio Álvarez con un sutil toque desde fuera del área que dio una victoria al Madrid. En esa temporada también se apuntó a golear en Balaídos en un 1-4 clave para la conquista liguera. El alemán también aportó una diana en el curso siguiente en la plácida victoria merengue por 6-0 en el Bernabéu. En el curso actual, Kroos anotó un golazo en la primera jornada liguera y remató con el de ayer.

Otra racha es la de Sergio Ramos con los penaltis. El capitán del Real Madrid asumió la tarea tras la marcha de Cristiano Ronaldo y se está mostrando casi infalible desde los nueve metros. Con este último, el camero suma 16 tantos de 17 disparos fatídicos, un 91,6% de efectividad. Su mejor campaña fue la pasada, cuando embocó los ocho penaltis que lanzó. Lejos queda ya aquel famoso disparo que se le fue a las nubes en la tanda de la semifinal de Champions ante el Bayern allá por 2012.

El que parece que ha perdido fuelle goleador es Karim Benzema, que pese a ello sigue segundo en la tabla del Pichichi con 13 dianas, detrás de Leo Messi (14). El francés, igual que su rival del Barça, anda con sequía ante la puerta. En los últimos ocho partidos, Benzema solo ha logrado un gol, eso sí el que fue decisivo en el derbi ante el Atlético del 1 de febrero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >