Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Copa del Rey Semifinal

FINALIZADO

El acoso a Iago Herrerín

El portero del Athletic, insultado tras eliminar al Barcelona en cuartos, confiesa su desesperación por las críticas constantes de la afición. "He llegado llorando muchas veces a casa", reconoce

Iago HerrerÍn, durante la eliminatoria de Copa entre Elche y Athletic.
Iago HerrerÍn, durante la eliminatoria de Copa entre Elche y Athletic. GETTY

Sucedió en la madrugada del pasado jueves, cuando la afición del Athletic celebraba en las calles la victoria frente al Barcelona en el último suspiro que daba a su equipo la clasificación para las semifinales de Copa. Algunos futbolistas también fueron a tomar algo antes de regresar a casa. Iago Herrerín (Bilbao, 32 años), que no había podido jugar por su expulsión en la eliminatoria anterior contra el Tenerife, salió de un bar y esperaba un taxi para volver a su domicilio cuando fue abordado por un grupo de jóvenes. Alguno de ellos le insultó y el guardameta se encaró con la turbamulta. Alguien subió un vídeo a las redes sociales y otra vez se montó la polémica en torno a él. Herrerín estalló.

Al día siguiente, un seguidor en Instagram le preguntó por el suceso. El portero del Athletic lo explicó: “La verdad es que apenas había bebido. Estaba fuera pidiendo un taxi”. Continuó irónico: “Y no hay cosa más bonita que estar escuchando insultos, menosprecios, etcétera. Como tú comprenderás, aguanto mucho, mucho, y ayer reventé. Quizás no tenía que hacer caso, lógicamente, pero es día sí y día también con insultos”. Concluyó Herrerín: “Hay que pensar un poco en todo. Por cierto, solo pido respeto. Creo que con respeto se va a todos los sitios y yo no falté el respeto a nadie. Es duro que gente que no te conoce te insulte todo el día. Un poco de comprensión”.

La polémica sobre Herrerín, avivada en la previa de la ida de las semifinales de Copa contra el Granada (21.00, Cuatro y Dazn), viene de lejos. Después de la eliminatoria ante al Barça, un usuario de Twitter con más de 4.000 seguidores comenzó una campaña con el hashtag “UnaiSimonTitular” para pedir a Gaizka Garitano, que la semifinal de Copa —competición en la que Herrerín ha sido habitual—, la juegue el meta titular en LaLiga, uno de los porteros con mejor índice de paradas en Europa. La campaña se convirtió en tendencia, aunque también ha encontrado centenares de detractores.

A Iago Herrerín, un portero de constitución física similar a Oliver Khan, se le achaca constantemente que está pasado de peso, algo que tuvo que desmentir el jefe de los servicios médicos, Josean Lekue, en la pretemporada, cuando se le cuestionó sobre el estado de forma de algunos jugadores: “Eso de los kilos de más y venir fuera de forma ha pasado a la historia. Ahora todos vienen bien, se preocupan muchísimo de llegar en buenas condiciones”, aseguró. El futbolista, en una entrevista, también lo recalcó: “Cada uno ve lo que quiere. Que tenga que salir un doctor a desmentir las cosas, que tenga que ser la primera pregunta... Es la comidilla de todos los años. Sin más”.

Pero hasta las palabras del médico se pusieron en cuarentena por los detractores de Herrerín, que salieron por penúltima vez a criticar al portero cuando este manifestó, después del cruce frente al Elche, en el que detuvo un penalti decisivo para la clasificación del Athletic a octavos, que había llorado por los menosprecios que soportaba: “Recibes muchos insultos y críticas; muchos de tu afición. He llegado llorando muchas veces a casa. No es fácil cuando te critican. No sabes qué hacer. Yo soy del Athletic desde pequeño. Esto es duro, muy duro”. Después de ser el héroe de la eliminatoria, confesó que “harían falta tres títulos de Copa para compensar todos los insultos”. “Cada día me levanto con críticas. Yo lo intento hacer lo mejor posible. Nunca he dicho nada, pero esto ya cansa”.

Eso fue hace tres semanas. Siete días más tarde, su expulsión en Tenerife en octavos, en el minuto dos, tras una salida alocada, le puso otra vez en el ojo del huracán. Tuvo que debutar Ezkieta y enfrentarse también a una tanda de penaltis. Frente al Barcelona, Herrerín cumplió su sanción de un partido.

En Liga, Unai Simón es titular indiscutible. Solo unas paperas le apartaron del equipo. Ha jugado 20 partidos y encajado 16 goles. Ha recibido 62 disparos y salvado 47. Herrerín, en tres partidos ha encajado tres goles y ha parado seis disparos. En la Copa, Simón solo jugó frente al Barcelona, sin recibir goles, mientras que Herrerín fue titular cuatro veces (un gol en contra), aunque sufrió una expulsión.

El futbolista rojiblanco, que cuenta con el apoyo de sus compañeros, ha recibido cientos de insultos, algunos de ellos graves, a través de las redes. Incluso amenazas: “Al final habrá que romperte los huesos para que, por lo menos, no juegues más aquí”, escribió una persona anónima. El jueves, Herrerín estalló. ¿Influirá su estado de ánimo en el entrenador? Gaizka Garitano ya tiene la decisión: “Pero no lo voy a decir”, advirtió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >