Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlsen y Caruana frente a los jóvenes astros

Firouzja (Irán, 16 años), Xiong (EEUU, 19), Duda (Polonia, 21) y Artémiev (Rusia, 21) turban a los ases

De izquierda a derecha: Firouzja, Carlsen, Van Foreest, Giri y Anand, durante la inauguración de este viernes en Wijk aan Zee (Países Bajos) Ampliar foto
De izquierda a derecha: Firouzja, Carlsen, Van Foreest, Giri y Anand, durante la inauguración de este viernes en Wijk aan Zee (Países Bajos)

El Roland Garros del ajedrez o Festival Tata, que empieza este sábado en Wijk aan Zee (Países Bajos), tiene este año un interés peculiar, en su 82º edición. El iraní Alireza Firouzja, el estadounidense Jeffery Xiong, el polaco Jan Duda y el ruso Vladislav Artémiev no están aún maduros para el título mundial, pero sí para amargar la teórica superioridad del campeón, el noruego Magnus Carlsen, y su retador de 2018, el estadounidense Fabiano Caruana. Y, de los catorce participantes, aún hay otros seis de postín.

Carlsen lleva 107 partidas invicto (en la modalidad clásica), desde el 31 de julio de 2018, cuando cayó ante el azerbaiyano Shajriyar Mamediárov en el torneo de Biel (Suiza). Pero fue precisamente hace un año en Wijk aan Zee donde empezó a cautivar a los aficionados con un cambio de estilo, muy influido por las partidas del programa AlphaZero, cuyas principales características son un aumento del riesgo y la creatividad, en detrimento del juego ultratécnico de los años anteriores. Esa marca puede considerarse ya la mejor de la historia, aunque desde un punto de vista puramente aritmético deben tenerse en cuenta las 110 partidas del holandés Serguéi Tiviákov frente a rivales mucho más flojos en general que los del noruego.

Pero esa hazaña estuvo a punto de quebrarse en Londres hace un mes, en la última partida lenta del año, contra el armenio Levón Aronián, quien malogró una posición ganadora frente al triple campeón (tres semanas después también ganó en Moscú los Mundiales de Rápidas y Relámpago). Este encajó el susto con realismo: “Resulta adecuado terminar el año de ajedrez clásico con una escapada como esta, porque me han ocurrido varias así, y son imprescindibles para mantener una serie tan larga”. Para igualar el récord de Tiviákov, Carlsen deberá evitar la derrota en las tres primeras tres rondas ante rivales duros: el holandés Anish Giri (25 años, 9º del mundo y 2º en el torneo del año pasado, a medio punto de Carlsen); el chino Yangyi Yu (25, 25º del mundo); y Xiong, 33º y en alza tras su magnífico rendimiento en la Copa del Mundo el pasado septiembre. Y entonces lo tendrá fácil en teoría para superar a Tiviákov, porque su cuarto adversario será el también holandés Jorden van Foreest, quien, junto al bielorruso Vladislav Kovalev, es el estímulo a la combatividad de los más fuertes.

La lista de jugadores con capacidad para ganar el torneo (liga a una vuelta entre catorce) se completa con el indio Viswanathan Anand, pentacampeón del mundo (y 13º a los 50 años), y el estadounidense Wesley So (10º, 26). Y aún hay dos que pueden tumbar a cualquiera, los rusos Nikita Vitiugov (19º, 32) y Dánil Dúbov (52º, 23).

Los catorce participantes: Firouzja, So, Vitiugov, Duda, Carlsen, Kovalev, Artémiev, Dúbov, Giri, Caruana, Van Foreest, Xiong, Yu y Anand ampliar foto
Los catorce participantes: Firouzja, So, Vitiugov, Duda, Carlsen, Kovalev, Artémiev, Dúbov, Giri, Caruana, Van Foreest, Xiong, Yu y Anand

Pero, Carlsen aparte, los focos iniciales estarán centrados en los cuatro jóvenes astros citados en el primer párrafo porque sus resultados de los últimos 12 o 24 meses los perfilan como potenciales aspirantes al reinado del escandinavo en 2022. Especialmente en el caso del iraní, residente en Chartres (Francia), quien hace dos semanas renegó de su Gobierno y su bandera (jugó con la de la FIDE los Mundiales rápidos de Moscú), harto de que le obliguen a perder por incomparecencia cada vez que le toca enfrentarse a un israelí.

Hay un motivo adicional para fijar esa prioridad. Seis de los ocho participantes en el Torneo de Candidatos de Yekaterimburgo (Rusia) a finales de marzo -cuyo vencedor retará a Carlsen en noviembre- no están en Wijk aan Zee, ya sea porque no han sido invitados (Grischuk, Radyábov, Hao Wang y Alexeyenko) o porque han preferido reservarse para esa cita (Liren Ding y Niepómniachi); los candidatos Caruana y Giri sí participan en el Tata, donde tampoco están Aronián, Vachier-Lagrave y Mamediárov, 6º, 7º y 8º de la lista mundial, respectivamente.

De ahí que el rey Carlsen, quien parece estar en el mejor momento de su carrera a los 29 años, afronte el interesante reto de marcar territorio y amedrentar si puede a los delfines que previsiblemente amenazarán su trono dentro de dos o cuatro años. Lleva un decenio como número uno, pero todo indica que está motivado para seguir reinando durante un largo periodo. En ese contexto, al jefe de la manada le conviene mucho asustar a los cachorros.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información