FC BARCELONA

Koeman sobre Griezmann: “El entrenador es el que manda”

El técnico holandés esquivó la polémica con el francés después de que el jugador se quejara de su posición en el campo en el Barcelona

Koeman, junto Schreuder y Larsson, en un entrenamiento del Barcelona.
Koeman, junto Schreuder y Larsson, en un entrenamiento del Barcelona.

En su primera temporada en el Barcelona, Griezmann no tuvo un lugar fijo en el campo. Pero no sorprendió. Su capacidad para adaptarse a diferentes posiciones es, según la dirección deportiva azulgrana, uno de sus fuertes. El francés jugó 25 partidos como extremo izquierdo (ocho goles y dos asistencias) y 18 como delantero centro (siete y dos). También disputó tres como mediapunta y dos como extremo derecho, en los que no tuvo participación directa en los goles. Con Ronald Koeman en el banquillo, Griezmann dejó saltar de posición en posición. Y ya sabe que su lugar está en el ala derecha. Sin embargo, en los tres partidos en los que ha participado no marcó ni asistió. Cambió la suerte goleadora del exdelantero del Atlético cuando se vistió con la camiseta de su selección: un gol ante Croacia. Eso sí, jugó como mediapunta, tanto frente al conjunto balcánico (1-2) como ante Portugal (0-0).

“Hablé con Antoine ayer [por el jueves]. Charlamos de su posición y de su rendimiento. Le he dicho que busco lo mejor para el equipo y que pienso que su posición es mejor por banda derecha con más libertad...”, subrayó Koeman. El nombre de Griezmann se repitió en la comparecencia del preparador azulgrana antes del duelo ante el Getafe (sábado 17 a las 21:00 horas en el Coliseum Alfonso Pérez). El delantero francés, tras la victoria de su selección frente a Croacia, envió un mensaje al holandés. “Deschamps [preparador de Les Blues] sabe donde ponerme”, aseguró el 7. Pero Koeman evitó el duelo mediático. “Todos tenemos derecho a hablar. Sabemos que estas cosas pueden pasar”, dijo. Sin embargo, por las dudas, aclaró: “El entrenador manda y el jugador tiene que sacar su máximo rendimiento”.

Esta vez conciliador, Koeman ya le había mandado un mensaje a Griezmann después del empate ante el Sevilla en el Camp Nou: “Por su calidad, Griezmann tenía que haber marcado alguna de las dos que tuvo”. El holandés, en cualquier caso, subrayó que improvisa con la posición del francés. “Él está haciendo lo máximo que puede hacer: trabajar, ser disciplinado... En un Francia-Holanda, jugó en la banda derecha. Juegan 11 y uno debe jugar de 10, otro de 9, otros de pivote... pero no pongo a nadie en un sitio que no sea su posición”, sostuvo.

Tras el parón por selecciones, Koeman se reunió por primera vez con todos sus jugadores el pasado jueves. Allí estaba Leo Messi, que jugó los dos partidos con Argentina. “Queremos poner en cada partido nuestro mejor equipo para ganar. Sabemos que hay cansancio tras las selecciones, sobre todo para los equipos grandes que tenemos muchos internacionales. Creo que Messi puede jugar los cuatro partidos [en los próximos 12 días el Barça se enfrentará al Getafe y al Madrid en LaLiga y al Ferencváros y a la Juve en la Champions]. Leo lleva muchos años jugando un calendario muy apretado. Además, si no juega está más cansado. Si hay un tema médico, ya es otra cosa”, explicó Koeman.

Y destacó el trabajo de José Bordalás en el Getafe. “Creo que hay destacar la trayectoria del Getafe en los últimos años. Está haciendo cosas muy positivas. Es un equipo ganador que ha hecho grandes cosas en Europa. Tienen gran mérito su entrenador y sus jugadores. Vi el partido contra el Ajax [la temporada pasada en la Europa League] y leí las críticas al juego. No soy partidario de eso. Cada entrenador tiene que sacar el mayor rendimiento a sus jugadores. El sábado será un partido muy competitivo y complicado. Habrá que buscar espacios”, concluyó.

Más información

Lo más visto en...

Top 50