ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético, una trituradora de delanteros

El club rojiblanco ha invertido 320 millones en goleadores bajo la dirección de Simeone en una búsqueda que se prolonga

Morata, a las puertas del centro médico de la Juventus en el que pasó el reconocimiento médico este martes. / EFE
Morata, a las puertas del centro médico de la Juventus en el que pasó el reconocimiento médico este martes. / EFEALESSANDRO DI MARCO / EFE

La fuga forzada de Álvaro Morata a la Juventus es el penúltimo ejemplo de la fallida búsqueda de un nueve goleador emprendida por el Atlético desde que Diego Costa firmara 28 goles decisivos para el título liguero de 2014. La posterior marcha de Costa al Chelsea desencadenó una ristra de fichajes —incluido el regreso de este— más sonada por el millonario desembolso que ha generado (320 millones de euros en total) que por su traducción en rendimiento y goles. El intento del club de deshacerse del delantero hispanobrasileño puede ser el último ejemplo de ese rastreo millonario improductivo. Nada que ver con los tiempos en los que presumía de haber paliado la traumática salida de Fernando Torres al Liverpool con las contrataciones sucesivas del Kun Agüero, Diego Forlán o Radamel Falcao.

El fracaso de la búsqueda de ese nueve matador tiene una connotación muy significativa. Salvo Mario Mandzukic, el primer elegido, Jackson Martínez y Nicola Kalinic, el resto encajaban a priori en el estilo contragolpeador de Diego Pablo Simeone. Las llegadas de Fernando Torres, Kevin Gameiro, Luciano Vietto, Morata y el propio retorno de Costa fueron jaleadas como incorporaciones que potenciarían el juego de repliegue y salidas directas al espacio que propone Simeone. La velocidad o una poderosa zancada eran atributos que todos compartían y hacían pensar en que serían ideales para ejecutar el libreto del técnico. Todos, en mayor o menor medida, fueron fagocitados por la trituradora de delanteros en la que se ha convertido el Atlético en los últimos seis años. Y todos se quejaron en algún momento del poco juego ofensivo que generaba el equipo. Sus promedios goleadores estuvieron siempre muy alejados del cartel con el que llegaron o de los desembolsos realizados. La nómina es tan amplia que el problema puede ser apuntado tanto en el debe de esos jugadores que no cuajaron como en el estilo del entrenador.

Residuales fueron las contrataciones de Nicolas Schiappassase, Santos Borré o Ivan Saponjic, más enfocadas como inversión de traspaso a futuro que como activos reales para el equipo. El delantero de mejor rendimiento goleador, Antoine Griezmann, no fue fichado como un goleador contrastado. El mérito de Simeone fue transformarlo para convertirlo en el mejor artillero rojiblanco del último lustro. Tampoco João Félix, el fichaje más caro de la historia del club (126 millones de euros), es un goleador puro. En su primer año hizo nueve tantos y se ha convertido en la asignatura pendiente del entrenador. Simeone tiene entre sus manos a uno de los grandes talentos jóvenes del fútbol europeo. Tanto el club como su representante, Jorge Mendes, esperan que este año sea el de su explosión.

Para un equipo que no suele caracterizarse por generar un gran volumen de ocasiones de gol, la necesidad de contar con un killer del área es vital para poder dar el salto entre conformarse con clasificarse para la Champions o pelear el título liguero hasta las jornadas finales. La falta de gol ha sido casi siempre el argumento de Simeone para justificar rachas de malos resultados.

Contundencia

El Cholo demanda contundencia en las dos áreas. En la propia, su libreto la garantiza, pero en la contraria le cuesta más. Para el juego que practica el Atlético necesita un goleador como lo fue Falcao. Delanteros que, enrachados, sean capaces de sobrevivir y marcar en partidos en los que las ocasiones escasean. O que a la primera que tengan no perdonen. Y eso no lo ha encontrado el Atlético desde aquella temporada rompedora de Diego Costa. Una frase muy común en el vestuario en los últimos años, procedente de centrocampistas y defensas, ha sido esta: “Nosotros hacemos nuestro trabajo, pero si los de arriba no las meten...”.

La opción de Luis Suárez responde a ese perfil de delantero ideal que busca Simeone. De nuevo, un futbolista que no solo puede ajustarse a su molde, para el juego y para la batalla del carácter y la agresividad. El entrenador confía en que puede ser el goleador determinante que tanto empeño han puesto él mismo y el club por encontrar, pese a que se trata de un futbolista ya de 33 años. En la búsqueda de ese mismo perfil, el Atlético también se reunió con Edinson Cavani (igualmente de 33 años) para mostrarle su interés. Tanto Cavani como Suárez son veteranos y ambos tienen un historial médico de lesiones que pueden generar dudas, pero el Cholo está convencido de que cualquiera de los dos puede encarnar la figura del goleador que le garantice más de 20 dianas por temporada, la bolsa de goles para meterse de nuevo en la pelea por los títulos.

Mientras tanto, y ya sin Morata, al que Simeone parecía dispuesto a concederle la titularidad en el estreno liguero del próximo domingo ante el Granada, Diego Costa, si no se le encuentra equipo, se perfila como titular junto a João Félix. Y si no, Marcos Llorente, otra prueba de esa búsqueda fallida de un nueve determinante.

Positivo de Giménez

José María Giménez se encuentra en aislamiento después de haber dado positivo en las pruebas de la covid-19 a las que se sometió el pasado lunes. El club rojiblanco decidió suspender el entrenamiento matinal de ayer. Ahora, el central guardará cuarentena y el resto del equipo se entrenó de forma individual por la tarde, tal y como marca el protocolo de LaLiga.

Hasta que no se conozcan los resultados de las últimas pruebas realizadas tras anunciarse el positivo de Giménez, el equipo no regresará a los entrenamientos colectivos. “Me encuentro bien de salud, simplemente he perdido el gusto y el olfato”, explicó el uruguayo en sus redes. Su positivo trastoca aun más la preparación del Atlético, que debuta este domingo en LaLiga ante el Granada a las 16.00 en el Wanda. Simeone aún sigue recuperándose de su contagio y estos días el Profe Ortega, Nelson Vivas, y Hernán Bonvicini son los que dirigen el día a día. Ya son media docena los rojiblancos que han dado positivo: Lodi, Correa, Vrsaljko, Costa, Arias y ahora Giménez.


Más información

Lo más visto en...

Top 50