Liga Santander

Alavés y Getafe firman un empate desagradable

Los vascos siguen intranquilos y los madrileños comprometen su opción europea

Edgar Méndez intenta marcharse de Molina y Olivera. / LINO RICO
Edgar Méndez intenta marcharse de Molina y Olivera. / LINO RICO

Un empate a cero puede dejar conforme a toda la parroquia o enfurruñar a unos y a otros, y ser desagradable. Este es el caso de este lunes en Mendizorroza. Ni el Alavés ni el Getafe terminaron contentos después de cien minutos de partido. Claro que hay razones y razones, y las de los vitorianos parecen más contundentes que las de los madrileños, porque no es lo mismo jugarse un descenso que la plaza europea.

Angustiados por diferentes cuestiones, Alavés y Getafe salieron a Mendizorroza con muchos deberes por hacer antes de que finalice el curso, algo que está a la vuelta de la esquina. Es lo que pasa cuando los equipos de fútbol se empeñan en procrastinar. Se aplaza y se aplaza, se va dejando todo para el último momento y al final aparecen las dudas; las de Europa y las del descenso, que está ahí, tan cerquita, cuando parecía lejos hace sólo unas semanas. Un abismo negro, profundo, que asusta en Vitoria.

Alavés
ALA
0
-
0
GET
Getafe
Alavés
Roberto, Martín Aguirregabiria (Alberto Rodríguez, min. 88), Laguardia, Rodrigo Ely, Adrián Marín, Manu García, Oliver Burke (Paulino De la Fuente, min. 73), Edgar Méndez, Pina (Camarasa, min. 80), Lucas Pérez (Borja Sainz, min. 88) y Joselu
Getafe
David Soria, Djene, Mathías Olivera, Erick Cabaco (Florent Poulolo, min. 96), Timor, Nemanja Maksimovic, Jason (Hugo Duro, min. 82), Marc Cucurella (Amath, min. 92), Mauro Arambarri, Jorge Molina y Mata (Fajr, min. 96)
Goles
Árbitro
Pablo González Fuertes
Marc Cucurella (min. 11), Martín Aguirregabiria (min. 20), Mata (min. 34), Manu García (min. 55), Laguardia (min. 74) y Rodrigo Ely (min. 81)

Con las dudas no florece el fútbol, que necesita serenidad y claridad de ideas, y ninguno de los dos equipos estaba sereno ni tenía las ideas claras. Al bloque madrileño, que las suele tener casi siempre, pero que se presentó en Vitoria justito de efectivos, no le sobra nada en su pelea por jugar la Liga Europa. Parece en las últimas pero resiste. Sigue manteniendo su intensidad hasta donde puede, no le falla la solidaridad entre sus futbolistas, pero parece un punto más bajo que hace unos meses. El Alavés bracea para salir del pozo en el que se ha metido. Con el revulsivo en el banquillo, que no funcionó frente al Real Madrid, sabía que jugaba una final y eso le bloqueó, como el miedo a perder que revoloteó durante todo el partido sobre el césped.

No se estiró apenas el equipo local, más preocupado de tapar agujeros por los que tampoco intentaba penetrar el Getafe. Cuando lo hizo, a cuentagotas, se topó con Timor, reconvertido en central por las bajas y que parecía haber jugado en esa posición toda la vida. A David Soria sólo le llegaban rechaces o balones bombeados.

Tampocob Roberto tuvo demasiado trabajo, aunque el único peligro de la primera mitad rondó por su portería en un remate de Cucurella que se estrelló en el poste.

El Alavés dio medio paso adelante en la segunda parte, pero no fue suficiente. Apenas dejó destellos atacantes, con Lucas y Joselu desafortunados, pero sin nadie en medio campo capaz de suministrarles balones. Por mucho que lo intentó, un Getafe disminuido fue capaz de neutralizar cualquier intento de rebelión. El equipo visitante trató de jugar a la contra, pero tampoco tuvo demasiada fortuna. Dio un susto, eso sí, en una acción que acabó en gol de Hugo Duro, pero el VAR lo anuló por mano previa de Mata.

Al Getafe todavía le toca remar, y al Alavés le quedan un par de tragos complicados para intentar asegurar una permanencia que parecía segura hace tres semanas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50