Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¿Me conoces? Soy futbolista, actor y poeta” Las 600 historias de fútbol que caben en un fin de semana

La tercera edición de LaLiga Genuine Santander dio comienzo el pasado sábado en Tarragona, reuniendo a 36 equipos y 576 jugadores

Donato con los jugadores del Dépor minutos antes de su debut.
Donato con los jugadores del Dépor minutos antes de su debut.

Donato, mediocentro que vistió hasta los 40 años la camiseta del Deportivo de la Coruña, autor de alguno de los goles más importantes del equipo coruñés en la única ocasión en que se alzó con el título liguero, tiene otras historias más importantes que contar sobre fútbol. Vivencias que le llevaron a querer estar el pasado fin de semana en Tarragona junto a los 576 futbolistas (más que nunca) de la LaLiga Genuine Santander. "Yo jugaba al fútbol en Brasil con mi tío materno. Tenía síndrome de Down. Ahora verlos a ellos pudiendo disputar una liga como esta, ver lo que nos enseñan desde el campo... No hay precio que pueda pagar lo que estoy viviendo aquí hoy", dice emocionado.

Donato acompaña por primera vez a los jugadores y jugadoras con discapacidad intelectual del Dépor, a los que descubrió en un partido cuando su conjunto de veteranos jugó contra ellos. Rápidamente enlazó sentimentalmente con su infancia y su tío. Y se zambulló en el proyecto. Viajó con ellos de A Coruña a Tarragona para la jornada inaugural de la tercera temporada de LaLiga Genuine Santander. Un fin de semana de convivencia que reúne —en torno a la pelota pero también en los bungalós y en el comedor, 24 horas al día juntos, compañeros y rivales— a 36 equipos, unas 800 personas en total, contando a técnicos y resto del personal. "Ojalá otros exjugadores conozcan el proyecto y decidan venirse y apoyarlo. Aprenderán mucho", dice Donato. Es sábado por la mañana, el balón rueda y es ya el protagonista, pero la experiencia empezó el día anterior.

Los jugadores del Tenerife, debutantes en la competición, en el autobús camino del estadio (Tarragona). ampliar foto
Los jugadores del Tenerife, debutantes en la competición, en el autobús camino del estadio (Tarragona).

Los equipos van llegando en goteo a lo largo del viernes al resort de Cambrils (Tarragona) que dará cobijo a todos. Los más madrugadores no aguantan sus ganas de pelota y se lanzan a una pachanga en la pista de fútbol sala, mientras otros compañeros se acomodan en las cabañas que comparten o bien descansan. Por la tarde, varios autobuses los van llevando en dirección al Nou Estadi de Tarragona, hogar del Nàstic de Tarragona, anfitrión de la jornada. En el pabellón aledaño, donde los equipos se concentran y preparan sus banderas para el desfile, el Fundación Rayo Vallecano se baja del escenario. Acompañados por la mascota de LaLiga Genuine Santander, Komoyó (diseñada por los propios jugadores), han cantado en el karaoke La vida pirata es la vida mejor. "¡Es que nos la sabemos mejor que el himno del Rayo!", dicen los futbolistas. A ellos los suceden con el micrófono un par de nuevos participantes, como son el Granada y el Getafe, y sus equipos se desgañitan con entusiasmo rockero. Cuando suenan las estrofas que El Arrebato compuso para el Sevilla todos, sin excepción, las corean. "¡Viva Osasuna, viva el Zaragoza, vivan todos los que estáis en LaLiga Genuine!", grita un jugador rojillo que se ha hecho momentáneamente con el micro.

En el túnel hacia el césped a los jugadores los saludan dos invitados sorpresa, Mingo y Rosona, los nanos del Nàstic, cabezudos que representan al club tarraconense en sus fiestas patronales de Santa Tecla, especialmente desplazados para dar la bienvenida a los participantes en LaLiga Genuine Santander. Están exultantes, son, ese instante, estrellas. Ya dentro, los aguarda una batucada con tambores, una multitud en la grada y el presidente de LaLiga, Javier Tebas, en el campo. "Empezamos siendo solo 18 clubes y hoy presentamos a 36, estoy seguro de que la fuerza de esta liga es imparable".

La primera peña de LaLiga Genuine Santander, la del Athletic Club Fundazioa, que cuenta ya con 148 participantes, recibe a sus jugadores. ampliar foto
La primera peña de LaLiga Genuine Santander, la del Athletic Club Fundazioa, que cuenta ya con 148 participantes, recibe a sus jugadores.

A los 30 que ya disputaron la segunda edición, que tuvo como ganador deportivo a la Fundación Celta Integra y como vencedor en valores, por segundo año consecutivo, —en LaLiga Genuine Santander se puntúan tanto goles y resultados como juego limpio y actitud incluso de la afición— al Athletic Club Fundazioa, se han sumado seis: Elche CF, Granada CF, Getafe CF, Tenerife, Cádiz CF y Real Betis Balompié.

Francisco Chico Segundo, que de 1995 a 1999 fue jugador del Cádiz en Segunda B, antes de recordar anécdotas de la jornada de sus pupilos afirma: "Nunca creí que el fútbol me volviera a brindar algo así. Observarlos te hace recordar lo que es importante en la vida". Rememora Segundo cómo uno de los futbolistas gaditanos, Miguel Ángel Mangano, que se hace llamar Z9 y alcanzó popularidad en la provincia gracias a protagonizar el cortometraje Yo sé cositas (es amigo de Joaquín o Marc Bartra, por ejemplo), se acercó en el comedor a una jugadora del Sporting de Gijón. "¿Me conoces?, soy futbolista, actor y poeta". Z9 terminó recitando frente a los presentes para declararse. "Z9 suele repetir que no llegó a profesional de esto porque lo detuvo una lesión: un salpicón de menisco. Es un fenómeno, él y todos sus compañeros, que de veras han cumplido un sueño al enfilar un pasillo para enfrentarse a equipos en representación del Cádiz CF".

Z9 en una captura del cortometraje que protagoniza 'Yo sé cositas'.
Z9 en una captura del cortometraje que protagoniza 'Yo sé cositas'.

Dice Fernando Massa, su entrenador, que la aventura amarilla tuvo un enorme seguimiento en redes sociales, que generaron la misma atención que acostumbra a llevarse la primera plantilla. Massa, que lleva más de 20 años entrenando a chicos con discapacidad a la par que en fútbol base, dice que aplica en ambos un principio semejante: "Ganar, pero no de cualquier manera. Un rival es un compañero con otra camiseta. Ningún título compensa dejarse por el camino los valores".

El equipo anfitrión, el Nàstic, el sábado durante su partido contra el Villarreal. ampliar foto
El equipo anfitrión, el Nàstic, el sábado durante su partido contra el Villarreal.

Los pupilos de Manuel Torres, técnico del Granada CF, sucumbieron los dos primeros días de competición a las náuseas y vómitos de los nervios y se sobrepusieron a base de Primperan. "Cualquier otro se habría quedado en la cama, pero no había quien alejara a estos chicos del campo", cuenta Torres. Tras haber entrenado al primer equipo cuando disputaba la Segunda B o a la selección andaluza, era su primera vez con jugadores con discapacidad intelectual. ¿El resultado? Ya ha tratado con Enca Jiménez, de la Fundación del Granada, la posibilidad de montar una escuela para hasta 100 futbolistas de este perfil. "Yo les decía: Somos una familia. No por quiénes sois vosotros. Porque en el terreno de juego, cuando pierdes una pelota, no va a ser tu padre quien corra para ayudarte a recuperarla, sino tu compañero. Tu familia, mientras juegas a este deporte, es la que está en el rectángulo; y ellos respondían con esfuerzo, ganando seguridad en sí mismos, atreviéndose a equivocarse. Tengo un central que es mayor incluso que yo [más de 50 años] y tras cada partido me preguntaba: ¿Lo he hecho bien? Al final del campeonato, volviendo en el autobús, repitió la pregunta: ¿He hecho buen campeonato? Sí, y no solo en el campo. Y me dijo: ¿Soy buena persona? Solo pude decirle: Si fueras tan buen futbolista como buena persona eres, habríamos podido ganar solo contigo no solo a todos los equipos Genuine, sino a cualquiera de LaLiga Santander".

Paco Varas, futbolista del Córdoba, durante la sesión de fotos para el clásico cromo de alineaciones. ampliar foto
Paco Varas, futbolista del Córdoba, durante la sesión de fotos para el clásico cromo de alineaciones.

A ver los partidos del Real Betis Balompié en el complejo de Salou donde se disputó esta jornada inaugural se desplazó la peña bética de Tarragona, que quiso arropar en su primera participación al equipo verdiblanco. "Para el club, los integrantes de la Genuine son como una sección más", dice Rafael Muela, responsable de proyectos de la Fundación del Real Betis Balompié, que cuenta la emoción de los jugadores en los vestuarios segundos antes de saltar al césped, cuando todos prorrumpieron en ánimos a su compañera Anita cuando supo que sería titular, o el orgullo de Rafa en cada balón, con el diez a la espalda y el escudo del Betis tatuado en el pecho. "Algunos no pudieron evitar las lágrimas de alegría al saberse convocados", relata Muela. Tres de sus jugadores habían vestido en ediciones pasadas la camiseta del Sevilla. En LaLiga Genuine Santander, incluso la rivalidad vecinal más acendrada cobra un sentido distinto. Muela, que dice que los jugadores tienen conciencia de que mostrando deportividad también están "metiendo goles en nombre de su Betis", añade que no estaría mal que antes de que los equipos de LaLiga Santander de la ciudad disputaran un derbi, lo hicieran, como ejemplo, los conjuntos Genuine.

Sevilla FC y Real Betis Balompié tendrán oportunidad de demostrar más motivos por los que el fútbol profesional debe tomar nota de los futbolistas de LaLiga Genuine Santander, pues Sevilla será la siguiente sede de la competición, del 31 de enero al 2 de febrero (en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios, del Sevilla FC) y del 28 de febrero al 1 de marzo (en la Ciudad Deportiva Lluís del Sol, del Real Betis Balompié).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información