Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia sobrevive al grupo de la muerte y elimina a Argentina

El XV del Gallo vence con lo justo a Tonga (23-21) y estará en cuartos mientras los All Blacks arrollan a Namibia (71-9) tras un mal inicio

Penaud trata de atrapar el balón durante el partido ante Tonga.
Penaud trata de atrapar el balón durante el partido ante Tonga. AFP

Cuando Tonga logró la gesta de derrotar a Francia en el Mundial de 2011, la modesta isla del Pacífico se lanzó a la calle para recibir a sus héroes. Habían sido eliminados en la fase de grupos, pero el baño de masas convirtió su llegada en una procesión. Con todo, Francia siguió viva, eliminó a Gales y a Inglaterra y complicó de lo lindo la final a Nueva Zelanda (8-7). El gen imprevisible de una triple subcampeona mundial sobrevive a unos años nefastos y estará de nuevo en cuartos. Ocho años después, ambas selecciones volvieron a medirse este domingo en Kumamoto y el XV del Gallo, con lo justo, aseguró su billete para cuartos en el grupo de la muerte, eliminado a Argentina. Los artificios ya los pusieron los All Blacks ante Namibia, que aguantó con mérito la media hora inicial.

Francia, que había sido derrotada con justicia por Fiyi en París en noviembre, se sirvió de dos fiyianos como Vakatawa y Raka, para superar a otro rival polinesio. Ambos intercambiaron el papel de anotador y asistente en los dos ensayos de los galos, fruto de la potencia en su trasera. El partido parecía plácido para los franceses, que se pusieron 17-0 arriba en apenas media hora.

Resistiría Tonga con una delantera esforzada y un planteamiento atrevido con el balón. Los polinesios redujeron sus errores y la determinación del ensayo de Takulua les devolvió al partido. A poco de la reanudación, Vuna expuso las carencias defensivas de Medard con una patada envenenada que cazó atento Hingano para poner a su selección a tres puntos. Francia dominaba el territorio, pero no abría rutas de acceso. Los europeos tuvieron que conformarse con dos patadas a palos para ampliar el colchón.

Fue necesario, porque los tonganos anotaron su tercer ensayo a dos minutos del final y se pusieron a tiro. Pero Francia ganó el saque de centro posterior y evitó la catástrofe. Así las cosas, Argentina queda apeada mientras Inglaterra y Francia se disputarán el sábado el primer puesto del grupo. Con toda su incertidumbre, el XV del Gallo nunca ha caído en una fase de grupos mundialista.

El neozelandés Ben Smith trata de zafarse de la defensa de Johan Coetzee, de Namibia.
El neozelandés Ben Smith trata de zafarse de la defensa de Johan Coetzee, de Namibia. EFE

Antes, los All Blacks se había impuesto 71-9 a Namibia en Tokio pese a un mediocre tramo inicial y las críticas de su seleccionador, Steve Hansen, acerca de la actitud de sus pupilos. Los africanos, derrotados en todos sus encuentros mundialistas, se mostraron muy sólidos de inicio, mandaron en el marcador y se mantuvieron en el retrovisor en un duelo que solo cedían por 10-9 en las postrimerías del primer tiempo. Todo un hito para una selección plenamente amateur

Después, Nueva Zelanda activó la apisonadora y anotó los 47 puntos que subieron al marcador en la segunda parte. En total, 11 ensayos como la espectacular finalización de Perenara junto al banderín tras un gran reverso de Weber. Smith, Reece y Lienert-Brown firmaron su doblete particular en el regreso de Brodie Retallick, el crucial segunda línea neozelandés, tras su lesión. Jugó media hora y Hansen le dará 60 minutos en el último encuentro de la fase de grupos ante Italia para que llegue en forma al envite de cuartos.

Para entonces podrían pagar la falta de rodaje. O su indisciplina en los placajes, con dos amarillas –diez minutos sin jugar- ante Namibia. Hansen dio por buenas las amonestaciones, pero añadió: “Es complicado cuando los jugadores están cayéndose. Cada equipo está haciendo lo que puede pero habrá circunstancias inevitables. Desafortunadamente, así es como está nuestro deporte ahora mismo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >