Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano pinta de colores su partido gris

El astro portugués se sobrepone a varios errores en el remate para perseguir el tanto que cierra la solvente victoria (3-0) de la Juventus contra el Bayer Leverkusen

cristiano ronaldo champions
Cristiano Ronaldo conduce la pelota en el partido contra el Bayer Leverkusen. Getty Images

A cuatro meses de cumplir 35 años dice Cristiano Ronaldo que la gasolina que le propulsa es la de la presión, el reto continuo de sentirse en el Gotha del fútbol mundial. La pasada primavera un grupo de investigadores de la universidad belga de Lovaina, una de las más antiguas y prestigiosas del continente, se aliaron con expertos en ciencias del deporte para evaluar el rendimiento de los futbolistas más prestigiosos del planeta en situaciones de estrés. CR obtuvo la mejor calificación: su rendimiento siempre ha sido alto y continuado cuando los focos más alumbran. Si el reto es duro Cristiano se remanga. Y en los trámites encuentra retos. Si el partido se le tuerce, el delantero portugués no cesa hasta enderezarlo.

Ocurrió en Turín en la segunda jornada de la Liga de Campeones, en un partido que la Juventus ganó (3-0) y encarriló desde temprano, con un gol de Higuain apenas transitado el primer cuarto de hora tras un error de Tah, central del Bayer Leverkusen. El campeón italiano gestionó el partido desde esa ventaja, dejó el mando a su rival y se aprestó a rematarle a la contra. Ahí estaba Cristiano, que se pasó 56 minutos sin tocar bola, errático cuando no fallón. Su primer remate, franco, tras una cesión de Cuadrado desde el flanco derecho, lo repelió el meta Hradecky. El segundo lo volvió a detener el portero, también en una de esas acciones que el astro luso no deja pasar. Entre medias Bernardeschi aumentó la ventaja juventina tras remachar un centro de Higuain que buscaba a CR y que no le encontró.

Su rictus cambió, el aparente relajo dejó espacio a la prisa. Cristiano activó su íntima presión y no cejó hasta encontrar el gol. Lo celebró con alivio, a dos minutos del final. La Juventus despachó al Bayer Leverkusen con un aire funcionarial tras una primera parte en la que manejó la pelota apenas un 37% del tiempo de juego. Los alemanes la movieron, pero se fueron sin rematar entre palos. Restó la impresión de que enfrentaron a un rival que manejó los tiempos y el acelerador a su antojo. Y en el que Cristiano encontró por el camino la motivación para entrar en el partido y dejar su sello.

Icardi se estrena con el PSG

Los investigadores belgas determinaron que entre la nobleza del fútbol mundial sí hay un jugador que debe mejorar su toma de decisiones bajo presión ese es Neymar. Su estreno en la Liga de Campeones se demorará hasta la jornada próxima, en Brujas. Habrá cumplido entonces una sanción por faltar al respeto a un árbitro a través de Instagram. El fútbol moderno también es eso. Entre todo tipo de avatares transcurre la vida futbolística de Neymar y la del París Saint-Germain, que al menos se instala con solvencia en la primera plaza de su grupo tras el tropiezo del Real Madrid.

Los parisinos aventajan en cuatro puntos al Brujas y podrían dejar casi sentenciado su pase a octavos de final como líderes si suman los seis puntos en el doble enfrentamiento que se viene contra el Brujas. Vencieron en Estambul (0-1) con más oficio que fútbol, pero inmensamente superiores a un tibio Galatasaray, que aún así pudo empatar si Marquinhos no saca bajo palos un testarazo de Falcao. No solo faltó Neymar. Tampoco estuvo el lesionado Cavani y Mbappé, que volvió a la actividad el pasado fin de semana, tras un mes de baja apenas jugó media hora de partido. El delantero francés suplió a Icardi, que se estrenó como goleador con su nuevo club tras una acción coral gestada por Pablo Sarabia, que se alineó como falso extremo derecho y marcó diferencias en la acción decisiva cuando transitó hacia posiciones interiores y encontró superioridad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información