Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real somete a un confundido Espanyol

Con goles de Willian José y Isak y con un gran partido de Odegaard, el equipo de Alguacil se impone con autoridad en Cornellà

espanyol real sociedad liga Ampliar foto
Calleri disputa el balón con Odegaard. GTRES

LaLiga le sonríe a la Real Sociedad como amarga al Espanyol, sobre todo cuando juega en casa donde acumula tres derrotas consecutivas. Las penas del equipo de David Gallego no opacan, sin embargo, el fútbol del cuadro vasco. La Real mandó de principio a fin en Cornellà, solo despistado un cuarto de hora, tras el paso por los vestuarios. Volvió a poner todo en su lugar. Después de aprovechar un nuevo error de la zaga blanquiazul, Isak liquidó el partido que había encaminado Willian José. Los goles, los delanteros; el fútbol fue de Odegaard.

Espanyol
ESP
1
-
3
RSO
R. Sociedad
Espanyol
Diego López, Víctor Sánchez, Lluis López, Calero, Dídac (Adrià Pedrosa, min. 56), Marc Roca (David López, min. 79), Granero (Campuzano, min. 64), Wu Lei, Darder, Jonathan Calleri y Matias Vargas.
R. Sociedad
Moyá, Monreal, Zaldua (Robin Le Normand, min. 79), Aritz Elustondo, Llorente, Oyarzabal, Igor Zubeldia, Odegaard, Merino (Zurutuza, min. 83), Portu y Willian José (Isak, min. 64).
Goles
0-1 min. 17: Willian José . 0-2 min. 33: Willian José . 1-2 min. 70: Zaldua (p.p.). 1-3 min. 74: Isak .
Árbitro
Adrián Cordero Vega
Granero (min. 26).
Estadio:RCDE Stadium

Parecía difícil tocar una pieza del once que había pasado por arriba al Atlético de Madrid en el Reale Arena. Pero Imanol Alguacil quería algo más. El técnico sacó del once a Isak y mandó al campo a Willian José. No tocó nada más el preparador de la Real Sociedad. Y el brasileño no falló, recuperó el gol, como no podía ser de otra manera ante una de sus víctimas preferidas en España. David Gallego, en cambio, todavía sigue en la búsqueda de un equipo, sorprendido en Europa (se entrenó el jueves pasado con un empate ante el Ferencvaros en Cornellà), perdido en España.

Después de dos derrotas consecutivas en Cornellà, Gallego apostó por un mediocampo de más control, ese que le había funcionado a Rubi la temporada pasada, con Granero, Roca y Darder. Más fútbol para intentar abastecer a Matías Vargas. La Real arremetió de entrada, rápido para recuperar el balón, preciso en los pases, siempre presente en el campo blanquiazul. Le faltaba profundidad, pero andaba con paciencia. Y, cuando el Espanyol se animó a estirar las líneas, la primera en el duelo que Moyá tocó la pelota, los muchachos de Alguacil mostraron también su poder a la contra. El meta le cedió el cuero a Merino y este mandó a correr a Oyarzabal. El extremo necesitó de un toque, preciso y sutil, para dejar solo a Willian José frente a Diego López. Después de conservar realizar más de 120 pases en 18 minutos, la Real necesitó solo cuatro para que el delantero brasileño firme el 0-1.

El Espanyol estaba grogui, un caramelo para Odegaard, cada jornada más futbolistas, cada jornada líder de la Real. El noruego sacó un pase genial para Portu, que asistió a Willian José para el 0-2, el sexto gol que le marca al Espanyol. Pudo el cuadro vasco liquidar el duelo ante del paso por los vestuarios, pero Diego López se lució ante Zaldúa, después de otro buen pase de Odegaard.

Le dio una vida la Real al Espanyol. No la aprovechó. Lo intentó, eso sí. Cambió de actitud el cuadro blanquiazul en la segunda parte. Y con eso le alcanzó para asustar a la Real. Roca le birló el balón a Oyarzabal, Darder buscó en profundidad a Campuzano y fue Zaldúa el que venció a su portero Moyá. Había partido en Cornellà. Duró cuatro minutos la ilusión blanquiazul. Calero pifió en un pase en la medular e Isak, que ya había reemplazado a Willian José, presumió de velocidad hasta que llegó al área y también enseñó su capacidad para definir: 1-3, primer gol del sueco en LaLiga.

Ya no le quedaba ni fuerza ni ánimo al Espanyol. Celebró, sin embargo, el regreso de David López después de siete meses lesionado. La Real se pone serio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información