Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol del futuro cabe en la palma de la mano

La televisión sigue siendo el principal dispositivo para disfrutar de los partidos. El 43% de los aficionados, además, sigue las retransmisiones a la vez que tuitea, consulta datos o mira otros encuentros. El deporte rey en la era digital se vive en dos pantallas

Un aficionado se saca una foto con Ronaldo Nazario, exfutbolista y máximo accionista del Real Valladolid CF.
Un aficionado se saca una foto con Ronaldo Nazario, exfutbolista y máximo accionista del Real Valladolid CF.

Para lo bueno y para lo malo, para el gol de la victoria o para la caída en el último instante, la reacción se presenta en cuestión de segundos. Vibra o suena. Amigos y rivales siempre llegan puntuales para recordar la desgracia y la fortuna a través del teléfono móvil. Es sábado por la noche. Jaime está viendo a su equipo favorito en el nuevo televisor 4K de su salón. El centrocampista estrella da un pase entre líneas y su delantero predilecto vuelve a marcar. Un tuit, al segundo, confirma su teoría: es el jugador que más asistencias ha dado en lo que va del torneo. “Os lo dije”, escribe orgulloso Jaime en el grupo de WhatsApp que creó con sus amigos para hablar solamente de fútbol. Y acompaña el tuit. Sus interlocutores lo alaban y se entusiasman con acudir al campo la semana siguiente. “Entradas para el próximo encuentro”, grita Jaime en voz alta. Está solo, pero su asistente de voz le contesta con los precios y la disponibilidad de asientos para la jornada venidera.

Un gesto pequeño, que se ha colado poco a poco en la vida cotidiana como esos comentarios o fotografías pasionales en Twitter, Facebook o Instagram, pero que esconde un nuevo mundo: la pequeña revolución de los aficionados en la era digital. Hoy el 43% de los espectadores comenta e interactua con otros usuarios en redes sociales, consulta estadísticas e incluso mira otros partidos a la vez que disfruta de un encuentro, según el último informe elaborado por la consultora GfK para LaLiga. El deporte rey ya no se vive en una sola dirección, sino que la segunda pantalla -el ordenador, el móvil o la tableta- se ha convertido en un elemento casi imprescindible para dar aún más emoción a los 90 minutos y al día siguiente: ahora las típicas charlas futboleras del lunes por la mañana se trasladan al presente más inmediato, en una temporada en la que se podrán ver los diez partidos de LaLiga Santander (nueve de pago en Movistar +, Orange, MiTele o Jazztel y uno en abierto en GolTV) y los once de LaLiga SmartBank (once de pago en Movistar +, Orange, MiTele o Jazztel y dos que también se retransmiten en abierto en GolTV). “Ya no tienes que estar en el mismo lugar para compartir emociones, experiencias, o sensaciones”, dice Javier Gómez Mora, director de Marca y Experiencia de Cliente de GfK.

Aunque a menudo se hace desde el sofá, seguir la última hora del campeonato es una ocupación cada vez más frenética. “El fútbol es hoy en día una experiencia inmersiva. Se trata de poner al consumidor en el centro, darle el poder de disfrutar de una experiencia costumizada. Por eso es importante ofrecerle repeticiones, estadísticas y análisis", explica Gómez Mora, que apunta la necesidad de dar a los hinchas una oferta de contenido futbolero que va más allá de los 90 minutos en los 21 duelos de cada jornada como uno de los desafíos al que se enfrenta el campeonato nacional. “Cada vez tiene más importancia crear clips de vídeo cortos, orientados a jugadas destacadas o a momentos tensos del partido que puedan compartirse en redes sociales”, añade Richard Broughton, director ejecutivo de Ampere Analysis, una consultora especializada en estudiar los comportamientos de los usuarios en Internet.

En LaLiga lo saben bien. Por ello, cada jornada del campeonato se generan más de 1.000 publicaciones en todas las redes sociales, incluyendo las específicas de cada país, como OK, VK (Rusia), Weibo, WeChat, Doujin, Toutiao (China), Line (Indonesia, Tailandia y Japón), y actualizan una app que además de información general y resúmenes ofrece las alineaciones, las amonestaciones, los cambios o los goles en vivo de todos los encuentros. “Buscamos cubrir todos los momentos de la jornada; el antes, el durante y el después”, cuenta Daniel Vicente, responsable de Apps y Juegos de LaLiga. “Unirnos a la conversación de lo que se está hablando en redes es fundamental para conectar con el fan y hacerle sentir que siempre estamos a su lado”, añade Alfredo Bermejo, director de Estrategia Digital de la competición.

De cara al futuro, el reto es crear más contenido propio para competir con otras grandes plataformas de entretenimiento: “El usuario está conectado 24 horas al día, siete días a la semana. Por eso, competimos tanto con la Premier League y la Serie A como con Juego de Tronos. El objetivo es que siempre elija contenido de LaLiga para que la oferta y la demanda sigan aumentando, tanto en España, como en el resto del mundo”, explica Bermejo, que resalta la capacidad que tiene el torneo español para publicar en más de 15 idiomas y en 12 plataformas diferentes.

Entre la afición, sin embargo, hay otros ritos tradicionales que siguen teniendo peso. Frente al televisor, en el hogar y en compañía de amigos y familia sigue siendo el escenario predilecto para animar a los equipos, de acuerdo con las cifras obtenidas por GfK. De momento, los que casi siempre o a menudo emplean el móvil, el ordenador o la tableta para seguir a su equipo son casi un 15%. Aún así, Broughton pronostica que dentro de 15 o 20 años se equilibraran los tiempos de visionado en televisión y en dispositivos móviles. Por su parte, Gómez Mora advierte de que en el deporte también avanza el consumo bajo demanda, como ocurre habitualmente con las series o las películas: “Este uso creciente de dispositivos no derivan en un incremento del individualismo, sino en una mayor capacidad para compartir emociones en cualquier momento y lugar".

“Yo veo un par de partidos cada fin de semana, normalmente fuera de casa”, cuenta Oriol Estapé, un culé de 19 años que tiene su propia suscripción para ver partidos y que da cuenta de que la mutación en la forma en la que el espectador se acerca al fútbol tiene mucho que ver con un relevo generacional: en España, los jóvenes de entre 16 y 24 años ya consumen más contenido audiovisual a través del móvil que de la televisión, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). “El consumo de contenidos diarios en Internet en adultos es de una hora. Sin embargo, la generación Z [nacidos a partir de 1996] lo hacen durante dos horas y 16 minutos y lo que llamamos generación Alpha [entre cero y nueve años] un total de dos horas y 50 minutos”, advierte el director de Marca y Experiencia de Cliente.

La tendencia parece imparable en un momento en el que el aficionado que no se quiere perder detalle de la jornada se ha trasladado en gran medida al mundo digital. Para los nostálgicos del transistor, de las discusiones del lunes en el bar y de los corrillos a primera hora en la puerta del colegio, Gómez Mora ofrece consuelo: “Estamos en una época en la que se consume y se comparte más fútbol que nunca”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información