Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Champions League Grupo H Jornada 1

FINALIZADO

El Valencia asalta Londres

El conjunto blanquinegro se sacude toda la presión después de los últimos líos institucionales y derrota al Chelsea con un tanto de Rodrigo

Valencia Chelsea
Rodrigo dispara para batir a Kepa en el gol de la victoria. AFP

El Valencia reventó la camisa de fuerza que le había anudado la semana pasada, bien fuerte, su propietario Peter Lim, y sumó sus tres primeros puntos en la Liga de Campeones en medio de un ambiente prebélico entre la plantilla y su propietario tras la destitución de Marcelino. La plantilla pausó su enfrentamiento con el dueño, asumió la marcha de Marcelino, y recuperó su compromiso lejos de la morriña y el malhumor que lo empequeñeció en Barcelona tras la abrupta destitución de Marcelino que cayó como una bomba en el vestuario. Rodrigo Moreno, a punto de ser traspasado este verano al Atlético de Madrid por el dueño a cambio de 60 millones de euros, marcó el gol de la victoria zafándose en una acción de estrategia de toda la zaga inglesa. Primera victoria del once del murciélago en cuatro visitas a Stamford Bridge.

 

Chelsea
CHE
0
-
1
VAL
Valencia
Chelsea
Arrizabalaga, Fikayo Tomori , A. Christensen, Zouma (Giroud, min. 72), Jorginho Frello, Azpilicueta, Marcos Alonso, Kovacic (Barkley, min. 79), Willian, Tammy Abraham y Mason Mount (Pedro, min. 15).
Valencia
Cillessen, Wass, Garay, Gayá, Gabriel Paulista, Parejo, Kondogbia, Cheryshev (Mouctar Diakhaby, min. 91), Coquelin, Rodrigo (Lee Kang-In, min. 89) y Gameiro (Maxi Gómez, min. 69).
Goles
0-1 min. 73: Rodrigo .
Árbitro
Cüneyt Çakir
Jorginho Frello (min. 32), Coquelin (min. 8) y Giroud (min. 89).

Enfrente del Valencia, el Chelsea de Frank Lampard, tierno todavía pero motivado por la paliza por 2-5 que los niños de Cobham, la ciudad deportiva blue, le propinaron el sábado a los Wolves de Nuno, fue un rival justito. Fikayo Tomori, Mason Mount y Tammy Abraham son el futuro; también Andreas Christensen, pero están verdes todavía. Para paliar la sanción FIFA, el Chelsea tira de sus cachorros y de la aureola que rodea a la leyenda de Lampard. Sin Kante y Rudiger, lesionados, el Chelsea perdió al cuarto de hora de partido a Mount, el Lampard que viene, por lesión. Una dura entrada de Coquelin al tobillo sacó del partido a la perla inglesa. Entró Pedro, y con él en el campo el once inglés sumó más españoles, cuatro, que el equipo español, tres.

En el Valencia, Celades, acusado nada más llegar de ser contratado como marioneta de Peter Lim, ejerció de entrenador y sentó a Guedes, el jugador franquicia de Meriton. Su partido en Barcelona fue dramático. La ración de banquillo estaba justificada. Por la izquierda entró Cheryshev, más aplicado en el juego colectivo y en la presión que el trueno portugués. El debutante Celades estuvo acertado en su estreno en Champions. Su lectura del partido en los cambios fue correcta.

La primera mitad finalizó con un disparo de William con la pierna derecha que Cillessen despejó con la mano izquierda firme. El Chelsea arrancó con más intensidad pero el grupo de Celades se levantó a los 20 minutos y rondó la portería de Kepa, aunque sin ocasiones. El Valencia no sacó ningún córner en este periodo ni lanzó a puerta pero apenas recibió arañazos.

La tropa de Celades, que mejoró prestaciones respecto al duelo melancólico del Camp Nou, reencontró la movilidad entre líneas de Rodrigo y el aguijón de Gameiro. Apareció Parejo y Coquelin recobró su fiabilidad habitual, perdida en Barcelona. Kondogbia, que recuperó titularidad, se aplicó en defensa y Gayà volvió a ser Gayà. El lunar estaba en el eje de la defensa, donde Garay y Gabriel perdieron su solidez como pareja. Fallones y faltos de agresividad, los centrales del murciélago concedieron metros a los atacantes ingleses. Gabriel, en el arranque de la segunda mitad, pifió una cesión sobre Cillessen que estuvo a punto de cazar Abraham. Con el paso de los minutos se ajustaron y sujetaron mejor a los puntas ingleses.

El primer tiro del Valencia, que se marchó fuera, de Cheryshev, llegó en el minuto 48. El segundo, de Gameiro, se marchó alto en el 56. Escondido en el segundo palo, el francés ejecutó una acción de estrategia de Parejo, aprovechando el bloqueo de Garay. El chut se fue arriba. Claro que el Chelsea tampoco achuchó. Marcos Alonso inquietó a Cillessen a balón parado al saque de una falta y el holandés, en otra buena parada, despejó a córner estirando el brazo izquierdo. Sin acierto en Barcelona en el tercer gol catalán, el portero del Valencia brilló en Stamford Bridge.

Espeso en ataque, el Valencia se llevó el partido a balón parado. Picó una falta desde la frontal Parejo y Rodrigo marcó un gol que puede valer una clasificación para la segunda fase a poco que el equipo de Celades se aplique en Mestalla. Rodrigo se zafó de la defensa inglesa en un movimiento muy hábil recorriendo la barrera inglesa de lado a lado mientras Parejo elevaba la pelota. El hispanobrasileño remató mordido pero el balón superó a Kepa, que hasta ese momento no había hecho ninguna parada. En el primer tiro entre los tres palos, el Valencia embocó. Bingo. Con el tanto, la explosión de rabia de los jugadores delante de la afición valencianista desplazada a Stamford Bridge fue elocuente. Los futbolistas liberaron tensiones en esa acción y en la del penalti inglés.

El Chelsea cargó contra la portería española y se encontró con unas manos de Wass que denunció el VAR. El árbitro turco Cakir revisó la acción en el monitor y señaló penalti. Ross Barklei le quitó el balón a Willian y lanzó el penalti. El balón se encontró con el larguero y el Valencia se salvó del empate y conservó la victoria.

El presidente, Murthy: "Pasaron cosas importantes con Marcelino"

El Valencia asalta Londres

Seis días después de la destitución de Marcelino, el presidente del Valencia, Anil Murthy, rompió su silencio para dar explicaciones. En declaraciones a Movistar Liga de Campeones, Murthy eludió, en cambio, hablar de los motivos por los cuales fue despedido Marcelino. “Lo más importante ahora es que cerremos filas, con el equipo y el entrenador, para empezar a ganar partidos”, dijo el dirigente, que reconoció que para la plantilla había sido “un shock despedir a Marcelino”. “Pero después de eso, la prioridad es el equipo y ganar partidos con el nuevo míster Celades. Todo tiene que volver a la normalidad”.

Cuando se le insistió sobre la fecha en la explicaría la salida de Marcelino, Murthy prometió que “en breve” hablaría. “Hablaré cuando lo organice todo mi director de comunicación. Hoy no es el día. Es verdad que con Marcelino los jugadores ganaron la Copa del Rey pero luego ha habido cosas importantes que han pasado en el verano y, al final, la decisión de cambiar de entrenador creemos que es buena”, puntualizó.

“Queremos hacer un club sostenible centrado en la cantera y Celades es el mejor”, agregó Murthy, que negó que el lunes pidiera perdón a los futbolistas en nombre de Peter Lim en la reunión que mantuvo con la plantilla. “Son cosas de la prensa amarilla que hay en Valencia”, se defendió.

El presidente garantizó que la intención de Lim no es vender el club. “Puede ser divertido hablar de que hay dos Valencias. No me importa. Hemos vivido cinco años aquí, dos años con críticas y tres en Champions. Tenemos un proyecto con ambición ganadora. Vamos a seguir”. Y negó que negocien la rescisión de contrato del director general, Mateu Alemany: “Nunca hemos hablado de su salida”.

Tras el partido, Parejo sí habló. "Ha sido una situación muy difícil. Creíamos que lo mejor era mantener el silencio y dedicarnos a jugar. El míster [Marcelino] hizo aquí un gran trabajo y será recordado en la historia del Valencia", expresó el capitán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información