Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid y el picante del PSG

Brujas y Galatasaray, teóricos teloneros de un grupo marcado por dos gigantes

Neymar, durante un entrenamiento con el PSG. En vídeo, el jefe de Deportes de EL PAÍS, José Sámano, analiza los enfrentamientos.

La mayor ración de picante del sorteo cayó en el grupo A, en el que se cruzarán dos veces en los próximos meses el Real Madrid y el PSG, la primera el 18 de septiembre en París (21.00),  acompañados como secundarios por el Brujas y el Galatasaray. Las bolas mezclaron a dos clubes que no solo andan enredados estos días de mercado, con el futuro de Keylor Navas y Areola abierto, y Neymar siempre sobrevolando. También han visto coincidir sus ambiciones más recientes y se anuncian nuevos choques en un futuro no muy lejano, con Mbappé en el horizonte de los deseos blancos, tras perder el primer asalto con el PSG en el verano de 2017.

Pero antes de que vuelva a rodar la pelota de la Champions ambos han de terminar de dirimir un posible trueque de porteros Keylor-Areola. Después de ver que el club y Zidane elegían a Courtois como primera opción en la portería, Jorge Mendes reactivó la posibilidad de que Navas se mudara a París. El guardameta, que buscaba mantener su alto salario de cinco millones de euros netos, ya había concretado un acuerdo con el PSG en mayo, pero el club parisino no quería abonar traspaso y el Madrid le cerró la puerta. En esta segunda vuelta, todas las partes se sienten satisfechas: Navas ya le ha dicho a Zidane que se va y, según fuentes del alto mando blanco, el acuerdo se encuentra a la espera de resolución en “las próximas horas”, en las que aseguran que no influirá el sorteo de ayer.

Además del caso de los porteros, queda por resolverse el gran asunto del verano: el futuro de Neymar sigue abierto y aún no hay certeza sobre si el Madrid se lo encontrará delante en la Champions con el PSG, o en la Liga con el Barcelona. La potencia atacante a la que se enfrentarán los blancos se encuentra en entredicho no solo por la incógnita Neymar, sino porque Tuchel tiene lesionadas las otras dos piezas de su tridente, Mbappé y Cavani. Con el ataque en el aire, el técnico alemán ha añadido este verano solidez y hambre competitiva con Pablo Sarabia y Ander Herrera. “Es uno de los mejores partidos que puedes ver estos días”, resumió Emilio Butragueño sobre los venideros Madrid-PSG.

Por su parte, con 300 millones invertidos en fichajes y un reguero de lesiones, también los blancos constituyen un enigma. Aunque el embrujo de la Copa de Europa ya ejerció su influencia en la primera etapa de Zidane: le dio aire el primer curso, elevó el segundo y sostuvo el tercero, que desembocó en la fuga de Cristiano y la dimisión del técnico francés.

Los otros dos rivales caídos en el grupo A lucen menos fuste. El Brujas belga dejó su época más gloriosa en los años setenta, con una final de la Copa de Europa perdida contra el Liverpool en 1978, dos años después de otra derrota en la final de la Copa de la UEFA contra el mismo rival. Estos días el organismo europeo los sitúa en el puesto 37 según el coeficiente que calcula basándose en los resultados obtenidos en los últimos cinco años, en un ranking que encabeza el Madrid.

Al Galatasaray lo sitúan en el puesto 68, pero reúne sobre el campo a Muslera, Emre Mor, N’Zonzi, Feghouli, Seri y Babel, a las órdenes del eterno técnico Fatih Terim, histórico del club y de la selección turca. Y cuenta con la presión de un campo vibrante, el Turk Telekom, en la ciudad que acogerá la final el 30 de mayo, en el estadio olímpico Ataturk.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información