Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plano acaba con un Betis mermado

El Valladolid se impone a un rival con 10 desde el minuto 8 por la roja al meta Joel

Borja pelea el balón con Salisu. Ampliar foto
Borja pelea el balón con Salisu. EFE

El Valladolid se estrenó con una estupenda victoria ante un Betis digno, que peleó desde el minuto ocho con un jugador menos por la expulsión de su portero Joel pero que se vio doblegado por dos buenos goles de Guardiola y Plano en la segunda mitad. El equipo de Rubi se mostró débil en defensa, mostrando algunas carencias que le pueden pasar factura en este torneo recién empezado. A pesar de que el choque estuvo muy marcado por la tarjeta roja a su portero, conviene destacar que el Betis ha pasado de jugar de forma muy definida a buscar un nuevo camino. En la transición, se ve vulnerable porque ha perdido el balón y su sistema defensivo deja mucho que desear, como se vio en los dos goles del Valladolid. También tuvo la mala suerte de que su goleador, Borja Iglesias, se lesionara y tuviera que abandonar el partido al descanso. Al Valladolid le costó imponerse porque el Betis, mermado, tiró de dignidad y porque no se siente cómodo con el traje de equipo dominador. No obstante, la justicia y el valor de su victoria son incontestables. Ahora el Betis visita el Camp Nou, donde le espera un Barcelona tocado tras perder con el Athletic.

No hubo tiempo en Heliópolis para comprobar si las malas sensaciones ofrecidas por el Betis en pretemporada iban a tener continuidad en su estreno ante el Valladolid. La llegada de Borja Iglesias había difuminado las sospechas del mal juego del equipo andaluz en el fútbol del verano. Unas sombras, sin embargo, que se convirtieron en cruda realidad en los primeros minutos del choque. En concreto, a los ocho, un gran pase de Guardiola con Bartra algo lento dejó a Sandro ante el meta Joel. El portero del Betis se la jugó y derribó al delantero canario. La jugada abrió un cisma evidente en el choque. Joel fue expulsado, Sandro se retiró lesionado y el Betis se quedó con 10, siendo Joaquín el sacrificado para que entrara el joven Dani Martín. Sin duda, un nuevo escenario que marcó de forma decisiva el encuentro.

Betis

4-2-3-1

Joan Francesc Ferrer

1

Tarjeta roja Tarjeta roja

Joel

12

Sidnei

22

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Emerson

5

Bartra

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Alfonso Pedraza

11

Cambio Sale Juanmi

Tello

14

William Carvalho

8

Nabil Fekir

3

Javi García

17

Cambio Sale Dani Martín

Joaquín

9

Cambio Sale Loren Morón

Borja Iglesias

1

Masip

27

Mohammed Salisu

22

Nacho

17

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Javi Moyano

4

Kiko

14

Cambio Sale Anuar Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Rubén Alcaraz

21

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Míchel

18

Cambio Sale Waldo Rubio Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Antoñito

10

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Óscar Plano

20

Cambio Sale Enes Unal

Sandro

7

1 goles Gol

Sergi Guardiola

Real Valladolid

4-4-2 (D.P.)

Sergio González

Se demostró, no obstante, que el Valladolid no es un equipo destinado a dominar el juego ante un rival que no tuvo más remedio que replegarse y defenderse en inferioridad. No es fácil para ningún equipo desmontar defensas estáticas y pobladas. El Valladolid, aunque cómodo en su superioridad numérica, apenas inquietó a Dani, que solo hizo una parada en la primera mitad. Curiosamente, fue Tello, al contragolpe, el que tuvo la opción más clara. Al Betis no le quedaba otra opción que sobrevivir en un partido marcado por la temprana expulsión de su portero, aunque conviene poner el ojo en algunas cuestiones evidentes. Por ejemplo, a Javi García le cuesta un mundo jugar de pivote defensivo y Fekir está muy lejos de su mejor forma. La desgracia se siguió cebando con el Betis, que perdió además al descanso a Borja Iglesias por una lesión en su tobillo. Todo un verano esperando al goleador gallego para perderlo al filo del descanso en el estreno liguero.

El Valladolid golpeó con un disparo de Guardiola que pilló algo descolocado a Dani Martín. El Betis, con orgullo, empató después de un pase de Carvalho a Loren sin tocar el balón. Una delicia que acabó por ser amarga después de una gran maniobra de Plano. El segundo gol del Valladolid acabó ya con el Betis, que había sufrido demasiados contratiempos y que enarboló la bandera blanca. Los de Sergio se estrenaron a lo grande para intentar sufrir menos este año. Su acierto ante la meta del conjunto bético vislumbran un panorama algo más alentador. El Betis de Rubi tiene mucho camino por delante para trabajar y convertirse en un equipo competitivo. Su apuesta por jugar en Europa exige mucha más contundencia por más que ofreciera una imagen muy digna en inferioridad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información