Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gran quinta de Alocén apunta pero pierde el oro

La potente selección de Israel sub-20 repite en casa y cierra el paso a España

Avdija y Galán luchan por la posición. Ampliar foto
Avdija y Galán luchan por la posición.

La generación de Carlos Alocén, uno de los jugadores con más proyección que ha producido el baloncesto español en los últimos tiempos, brilló pero no pudo desbancar a una selección que se sale, la de Israel, y a un jugador que va camino de convertirse en una estrella. Se trata de Deni Avdija, un escolta de 18 años, que anota (23 puntos), juega y hace jugar (siete asistencias). Llevó a España por la calle de la amargura en la final del Europeo sub-20.

ISRAEL, 92; ESPAÑA, 84

Israel: Kravits (2), Avdija (23), Madar (17), Avivi (3), Suss (7) –equipo inicial-; Adam (10), Alber (10), Levinson (2), Porat (11), Hanochi (7) y Malka (0).

España: Alocén (10), Miguel González (14), Sergi Martínez (10), Rosa (9), Eightor (0), –equipo inicial-; Parrado (13), Galán (7), Sola (4), Busquets (2), Cuevas (2) y Puerto (13).

Parciales: 24-24, 18-18, 24-17 y 26-25.

Árbitros: Herceg (Coracia), Poursanidis (Grecia) y Maricic (Serbia).

Shlomo Group Arena de Tel Aviv. Alocén y Sergi Martínez fueron elegidos para el quinteto ideal del torneo. Avdija fue el MVP.

Fue una fiesta para el equipo israelí, marca la pauta en el baloncesto de formación en los últimos tiempos. Repitió el título que ya obtuvo el año pasado después de haber perdido solo en la final de 2017 ante Grecia. Y esta vez lo hizo en casa, con el apoyo de una afición enfervorecida, que llenó el pabellón y se vio recompensada con el juego rápido, intenso y a la vez bien elaborado de su equipo.

La selección española había ganado todos sus partidos hasta llegar a la final. Joaquín Prado cuenta con un buen equipo. Carlos Alocén, el base del Tecnyconta Zaragoza, que ya está en el radar del Madrid, es un prodigio de precocidad. Debutó en la Liga Endesa con 15 años y 10 meses. Fue el tercero más joven en la historia. Su talento salta a la vista. Y Sergi Martínez, el ala-pívot del Barcelona B, es otro jugador con excelentes condiciones. Miguel González (Baskonia), Rosa (Unicaja) y Puerto (Valencia), también destacan. En la final se echó de menos la aportación de Joel Parra, el alero del Joventut, que se lesionó hace unos días.

El equipo español se batió con carácter y acierto durante la primera parte, pero a partir del tercer cuarto, entre Avdija, el escolta Madar y el ala-pívot Porat, los israelís marcaron diferencias y castigaron todos y cada uno de los errores del equipo español, las pérdidas, algunas canastas que parecían fáciles y no culminaron y, al final, un exceso de precipitación. Se quedó corto el ataque español a pesar de los 14 puntos de Miguel González, los 13 de Puerto y Parrado, los 10 puntos, siete rebotes y 11 asistencias de Alocén los 10 puntos y seis rebotes de Sergi Martínez.

El equipo español brindó, a pesar de la derrota, una buena imagen pero no pudo emular los dos grandes éxitos de los Sub-20 españoles, las medalla de oro en 2011 con Mirotic, Sastre, Franch y Llovet, entre otros, y en 2016, con Sergi García, Santi Yusta y Marc García.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >