Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona anunciará en las próximas horas el fichaje de Griezmann

El abogado del jugador se ha presentado este viernes en la sede de LaLiga para depositar los 120 millones de la cláusula

Griezmann Ampliar foto
Griezmann, durante el Francia-Andorra, en junio. AFP

El Barça anunciará en las próximas horas el fichaje de Antoine Griezmann después que el abogado del jugador, Sevan Karian, se haya presentado este viernes por la mañana en la sede de LaLiga para depositar los 120 millones de euros de la cláusula de rescisión del contrato del futbolista con el Atlético. El organismo debe dar conformidad al pago y posteriormente el Barcelona informará de la contratación del delantero y de su presentación, que podría ser el domingo, víspera del inicio de la pretemporada del equipo de Ernesto Valverde.

El club azulgrana pretende anunciar este viernes o a más tardar el lunes su incorporación. No se trata de una fecha caprichosa, sino que concurren dos circunstancias importantes para el jugador y también para el equipo que entrena Valverde. A excepción de los internacionales que han disputado la Copa América, los demás futbolistas están citados el domingo para pasar las pruebas médicas y comenzar el lunes la pretemporada y, por otra parte, este viernes acaban los 30 días de vacaciones que legalmente le corresponden al delantero internacional francés, argumento que utilizó precisamente para no acudir el domingo a la convocatoria del Atlético. Valverde quiere que el futbolista se integre desde el primer día a la disciplina del equipo para preparar una campaña que se presenta muy exigente después de la derrota de Anfield en la Champions que empañó la conquista de la Liga. 

La operación ha estado pendiente de que el Barcelona dispusiera de los 120 millones al contado que vale Griezmann. Al respecto, se ha asegurado que el club debería pedir un crédito, extremo que no ha sido confirmado desde el Camp Nou. La directiva que preside Josep Maria Bartomeu es consciente de que tal crédito no podría superar los 96 millones (el 10% del presupuesto) porque en este caso debería ser aprobado por la asamblea de socios compromisarios.

La misma junta sabe también que su contabilidad es escrutada de manera muy especial desde fuera porque hay indicios de serios problemas de tesorería y capitalización a pesar de que el ejercicio 2018-2019 se cerrará con un superávit de unos ocho millones —el total de beneficios desde 2010 ascendería a los 190 millones—. Aseguran también desde el Barça que la masa salarial es del 64% y que la deuda no supera dos veces el EBITDA, en cuyo caso se impondría la dimisión de la directiva de acuerdo con la modificación de los estatutos promovida con la llegada de Sandro Rosell en 2010. La deuda reconocida en la última asamblea asciende a 157 millones después de aplicar el nuevo criterio contable de LaLiga —si se estableciera el anterior ascendería a unos 500 millones—.

Hay constancia, de todas maneras, de que el Barça negoció con el Atlético el traspaso de Griezmann para así poder pagar a plazos su cláusula de 120 millones. Las conversaciones se rompieron el pasado viernes después de ser desveladas por Bartomeu de forma sorprendente porque en el Atlético había constancia desde febrero de un acuerdo entre el jugador y el Barça. Griezmann habría convenido la firma de un contrato por cinco temporadas a razón de unos 150 millones.

A la espera de Neymar, Barry para el juvenil

A la contratación de Griezmann, seguirá la de un lateral izquierdo y quedará por ver cómo evoluciona el futuro de Neymar. La directiva no está dispuesta a hipotecarse más por el brasileño y por tanto contempla una operación que incluya a jugadores en nómina como pueden ser Coutinho y también Rakitic.

El Barça sí anunció la llegada de Louie Barry, de 16 años, procedente del West Bromwich Albion. Nacido en Birmingham e internacional sub-16, Barry está considerado una de las mejores promesas del fútbol inglés. El delantero firmará por tres temporadas y jugará en el Juvenil A.

Al Barça no le resulta fácil disponer de 120 millones en efectivo, y desde el club se insiste en que no es un problema de dinero sino de cumplimentar una operación compleja en poco tiempo. La entidad azulgrana, en cualquier caso, ya cerró este año dos emisiones de deuda por 140 millones con dos financieras norteamericanas, Pricoa Capital Group y Barings —ver EL PAÍS del 13 de febrero— a un interés del 1,5% y 1,8% y ahora ha contratado a Javier Botín, de JB Capital Markets, para captar dinero para el Espai Barça, según informó El Confidencial. Ajeno a los problemas del Barça, Griezmann aguarda una resolución rápida para no tener que pleitear con el Atlético.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información