Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ducati se regala una sorpresa para dar alcance a Márquez

La marca italiana prueba un invento en Mugello para acortar distancias con el líder del mundial

Dovizioso, durante los entrenamientos libres de Mugello.
Dovizioso, durante los entrenamientos libres de Mugello. AP

Mugello, en la toscana italiana, es el campo de pruebas habitual de Ducati. Apenas un centenar de kilómetros separan el cuartel general de la marca, en Borgo Panigale, del bello circuito de pianos tricolore. Las motos rojas de la escudería boloñesa acumulan tantos kilómetros de ensayos en este asfalto que recorren casi con el piloto automático las 15 curvas que integran el trazado y conocen al dedillo cada ángulo, cada peralte, cada bache. Las Ducati vuelan sobre la larga recta de meta mientras en los boxes los mecánicos esperan a ver cuando cae, tal que fruta madura, el récord de 356 kilómetros por hora que clavó Dovizioso en 2018.

Una certeza que azuza el debate sobre la peligrosidad de este circuito, tan carismático y pasional, 90.000 espectadores el año pasado, como comprometido para los pilotos. "Es una pista de la vieja escuela y en algunos puntos es peligroso", avisó Valentino Rossi, nueve victorias en Mugello, en la conferencia de prensa previa al gran premio. "La curva 1 es un punto del circuito que se debe cambiar. Ya lo comenté el año pasado y me dijeron que estaba al límite, pero ¿dónde está el límite?", inquirió Marc Márquez. El líder del mundial cató la aspereza de esta pista siendo un novato en MotoGP, en 2013 se tiró de su Honda para no estamparse contra el muro cuando iba a más de 300 kilómetros por hora. Mugello ejemplifica la fidelidad a la tradición italiana, en 43 años el trazado no ha recibido ni una modificación.

Poco que ver con la apuesta por la innovación que hace Ducati. Los ingenieros de la marca no paran de añadir apéndices a las Desmosedici. En los días previos al gran premio italiano ya se había anunciado que habría una sorpresa en las motos que pilotan Dovizioso y Petrucci. Fue el probador Michele Pirro, que esta vez saldrá en carrera como piloto wild car, quien saltó a la pista en la primera sesión de entrenamientos libres con una inusual funda de fibra carbono que abriga las pinzas de freno traseras.

El artilugio, similar al que ya se monta en la horquilla delantera,copó todas las miradas. Para qué sirve? El invento genera todo tipo de teorías, sobre si mejorla refrigeración del sistema de frenada, si enfría el neumático, si canaliza el flujo de aire o si, tal vez,es simple estética. Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, no suelta prenda. Detrás del invento está Gigi Dall’Igna, el director general del departamento de carreras. De la tez canosa de este ingeniero mecánico de 52 años salen todas las novedades técnicas que equipan las Ducati. Hombre de la confianza del patrón Claudio Domenicali , Dall’Igna es el cirujano de las Ducati, no solo de las pata negra sino también de las satélite de Pramac o Avintia. En la exposición "Anatomia della velocità", que ha inaugurado Ducati en Borgo Panigale aparece un vídeo de Dall’Igna destacando que, pese a que la aerodinámica ha sido un elemento tradicionalmente postergado en beneficio de darle más potencia al motor, en la gestión de los flujos de aire hay un gran margen de crecimiento. La firma italiana echa toda la carne en el asador en su gran premio para recortar distancias con Márquez, líder del mundial con ocho puntos de ventaja sobre Dovizioso.

En los entrenamientos del viernes el mejor crono fue para Pecco Bagnaia, a mandos de una Ducati sin fundas. Pol Espargaró, Viñales, Márquez y Rins están dentro de los siete mejores tiempos, al acecho de la tanda de clasificación de este sábado. Mientras, Lorenzo, vencedor aquí el año pasado, no sale del pozo. En su mejor vuelta quedó a 1,3 segundos de la marca del rookie Bagnaia. No le fueron mucho mejor las cosas a Rossi, apoyado aquí, siempre, por la incondicional marea amarilla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información