Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Copa del Rey Semifinal

FINALIZADO

Joaquín: “Sueño con ser presidente del Betis”

Santo y seña del beticismo, el capitán Joaquín Sánchez (El Puerto de Santa María, 37 años) siente una honda responsabilidad. Lidera a un equipo ambicioso, con un técnico atrevido, y quiere otra gran final

valencia - betis
Joaquín posa para la entrevista en el césped del Benito Villamarín.

Joaquín Sánchez (El Puerto de Santa María, 37 años) tuvo que salir corriendo el martes ante la multitud de béticos que saltaron al césped del Benito Villamarín tras el entrenamiento. Santo y seña del beticismo, el capitán siente una honda responsabilidad en la previa de la vuelta de la semifinal de la Copa ante el Valencia.

Pregunta. ¿Qué recuerdos le trae Mestalla?

Respuesta. Buenos, muy buenos recuerdos. Pasé allí cinco años de mi carrera deportiva y es un campo al que le tengo mucho cariño y en el que me gusta jugar. Nos jugamos una final y será especial. Este partido tiene mucha trascendencia y tendrá lugar en un campo donde desarrollé una parte importante de mi carrera. Es un gran escenario para intentar ganarnos el derecho de disputar esta final tan esperada por el beticismo y en nuestro estadio.

P. ¿Cómo se plantea un partido donde solo les vale ganar o empatar por más de dos goles?

R. Sabemos que no será fácil, pero también sabemos qué tipo de partido tenemos que hacer. Debemos ser inteligentes y, para empezar, jugar con el oficio con el que lo hicimos en Valladolid, donde dejamos la portería a cero. Defensivamente corregimos errores que nos costaron muy caros el día del Rennes. A partir de ahí, tenemos que jugar sin miedo, fieles a una filosofía y a un estilo que nos ha hecho llegar hasta aquí. Eso sí, sabiendo que enfrente tenemos a un gran equipo como es el Valencia. Nosotros no somos un equipo que esconda cosas, somos como somos, vamos de cara.

P. Conoce bien Mestalla, ¿cómo se puede provocar el nerviosismo en la grada?

Estaré ahí para lo que el club me necesite. Ya sea de presidente o de recogepelotas

R. Si somos capaces de ponernos por delante, podemos crear cierto nerviosismo. Conozco bien a ese público y es muy exigente. Creo que esa es una baza a nuestro favor. Tenemos las cosas claras y no tenemos más remedio que ser muy valientes.

P. Ha ganado dos Copas, una con el Betis (2005) y otra con el Valencia (2008). ¿Cuál tiene un sabor más especial?

R. Hombre, está claro que la primera, la que gané con el Betis, porque guarda un recuerdo entrañable para mí. Fue mi primer título y ganar una Copa después de tantos años en un club como el Betis fue algo impresionante. Aquello no se puede comparar con nada. Ganar la Copa con el Valencia fue una gran alegría, pero no es lo mismo. Además, no jugué la final y eso me sigue trayendo una gran amargura.

P. Era Koeman el entrenador. ¿Qué recuerdo tiene de él?

R. Pues dejarme sin jugar la final fue una de las tantas que me hizo durante el poco tiempo que estuvo allí. Pero, bueno, afortunadamente no duró mucho en Valencia. Recuerdo que había jugado bien esa Copa, haciéndole dos goles al Betis incluso. Además, estaba la convocatoria de la Eurocopa y me hizo una buena faena.

P. ¿En qué piensa si le hablo de la semifinal ganada en 2005 con el Betis en los penaltis ante el Athletic, en San Mamés?

R. La tengo grabada en mi mente. Jugué de mediapunta. Serra me dijo: Niño, juega a tu aire. Me salió un gran partido, en medio de una tensión y de una emoción increíbles. Íbamos con un 0-0 de la ida. Ahí, en La Catedral, en un escenario tan importante pudimos pasar a la final en los penaltis. Yo tiré uno, que entró de milagro. Guardo un buen recuerdo de San Mamés.

Setién tiene gran parte de la culpa de que siga a este nivel. Su filosofía me va como anillo al dedo

P. ¿Firma repetir ese guion?

R. Hombre, claro, si hay que llegar a los penaltis y pasamos, pues en los penaltis. Firmo pasar y jugar la ansiada final en el Benito Villamarín. Llevamos un año trabajando muy duro, pasando por baches complicados, sufriendo, haciendo gala de una gran fortaleza mental para jugar un partido como el de Mestalla y, por supuesto, una final. Este Betis no se rinde nunca. Lo vamos a dar todo en Mestalla.

P. ¿Por qué el Betis ha tardado 14 años en jugar una nueva semifinal?

R. Es complicado. Hemos pasado por años difíciles y disputar títulos no es algo que se consigue de la noche a la mañana. Para ello es necesario una estabilidad, un crecimiento progresivo de la entidad y que haya una estabilización. Creo que el club está mejorando mucho en el apartado institucional. No se da un paso adelante y tres hacia atrás. Los nuevos dirigentes están creando estructuras, trabajando desde abajo y han cambiado muchas cosas desde que llegué en mi segunda etapa. Ahora, incluso tenemos opciones de disputar la Champions. Bueno, todo eso es fruto de la exigencia y del trabajo, de tres años en los que venimos creciendo de forma progresiva y hay estabilidad. Se ha ido mejorando paso a paso. No podemos quedarnos en que eso sea solo la flor de un año.

P. ¿Siente que tiene un papel especial como capitán ante un partido como este?

R. Soy sincero. Estoy viviendo estos días con una tensión fuera de lo normal y con mucha responsabilidad. Lo que pasa es que intento que no se note demasiado hacia el grupo y mi gente. Antes lo vivía de otra forma. Siempre mandaba el niño que llevaba dentro. Ahora soy el capitán, tengo un papel dentro del vestuario y siento esa responsabilidad. Lo vivo incluso con mucha preocupación. Intento que no se escape nada ahí dentro, que la gente esté enchufada, que mis compañeros sepan lo que es jugarse un título en nuestro estadio. Y más la Copa, que fue lo último que se ganó aquí. Siento esa presión, claro. Va por dentro. Intento estar alegre, que mi gente disfrute, pero esa responsabilidad es el triple de fuerte de la que sentía hace unos años.

P. ¿Sueña con levantar la Copa en el Villamarín?

R. Claro que sueño con eso. Todos los días. Mi corazón lo sueña, también mi mente… Pero esa misma mente me dice también que me relaje, que esté tranquilo y que baje la euforia. Llevo muchos años en esto y sé que no debo soñar con esa Copa, pero me pasa. Queda este partido tan difícil en Mestalla y luego la final. Pero sueño, sí que sueño con eso. Y también sé que para que los sueños se cumplan hay que hacer muchas cosas bien.

Joaquín centra durante el Betis-Rennes en el Villamarín. ampliar foto
Joaquín centra durante el Betis-Rennes en el Villamarín. GTRES

P. 37 años. 506 partidos en LaLiga. Acaba de superar a Xavi. ¿Cómo aguanta?

R. Soy un privilegiado. Igual no puedo hacer algunas cosas que hacía con 20 años, pero me encuentro muy bien. No pienso en lo que no puedo hacer, sino en lo que puedo hacer. Y disfruto. Creo que la clave está ahí, en que disfruto y soy feliz. Eso me ilusiona. Son 37 años y 20 temporadas seguidas. Le doy gracias a Dios. No le puedo pedir más al fútbol.

P. ¿Aguantará hasta los 40?

R. Hay mucha gente que me lo dice. Que aguante hasta entonces. La verdad es que no pienso en mi retirada.

P. ¿Aunque sea mayor que el padre de Emerson, su nuevo compañero?

R. Sí, aunque sea mayor. Vaya tela Emerson, se podía haber quedado en Brasil… (bromea).

P. ¿Qué importancia tiene Setién en su buen momento?

R. Quique tiene gran parte de la culpa de que siga a este nivel y de que no me haya ido a mi casa. Digo gran parte. No se la voy a dar toda porque yo he puesto lo mío también. Su filosofía y su fútbol me han venido como anillo al dedo. Yo aprieto, quiero jugar, me comprometo, quiero ser uno más y no me acojo a ningún privilegio por ser quien soy. Luego Quique me ha dado muchas de las cosas que yo necesitaba para seguir disfrutando del fútbol estos últimos años.

P. ¿Entiende las críticas de parte de la afición al técnico?

R. Bueno, nuestra afición es muy grande, pero también muy exigente. Si los resultados son malos, habrá críticas. Creo que la figura de Quique hay que analizarla con perspectiva, dejando pasar el tiempo. Nos ha dado muchas más cosas positivas que negativas. Estamos a las puertas de una final y arriba en LaLiga. Con eso nos tenemos que quedar. Las críticas hay que aceptarlas. Nosotros estamos con Quique, lo veo fuerte y eso es lo el grupo quiere.

A mi edad no pienso en lo que no puedo hacer, sino en lo que puedo hacer

P. Y lo pone hasta de carrilero.

R. Pues sí. Le voy a pedir que no abuse de eso para poder cumplir el año que me queda de contrato. No veas el lote de correr que te pegas ahí. ¡El otro día ante el Rennes me pegué un lote de correr para nada! Es una posición que exige más. No es solo llegar en ataque y ponerla como he hecho toda mi vida. Hay que defender y la exigencia es doble. Pero me adapto. Aprendí en Italia a jugar en esa posición. Montella me enseñó a hacerlo en la Fiorentina. En Italia disfruté en esa posición. En el Betis es distinto porque tenemos mucha posesión.

P. Es accionista del Betis. ¿Le gustaría ser presidente?

R. A ver cómo lo digo para que no se me malinterprete. ¡Cómo no me vas a gustar ser presidente de un club al que llegué en la cantera, donde crecí como futbolista y persona, donde he disfrutado tanto y soy lo que soy gracias al Betis! Si el día de mañana se presenta la oportunidad estaré ahí para lo que el Betis me necesite. Ya sea de presidente o de recogepelotas. Soy bético y sería un sueño ser presidente. Ahora, vamos a dejar a Ángel [Haro], que está haciendo las cosas muy bien junto al vicepresidente. Ojalá nos duren muchos años.

P. ¿Cómo ve a Canales?

R. Como futbolista, Sergio está en su mejor momento. Aquí ha encontrado su sitio ideal. Es un fenómeno. Un futbolista enorme y además, como persona, es el doble de bueno. Y eso es lo que uno valora como compañero y amigo.

P. En 2005, el Betis ganó la Copa y se metió en la Champions.

R. Pues que se repita. En eso estamos. Es lo que queremos, estar peleando por esto a estas alturas. La eliminación en la UEFA fue un palo, pero el año está siendo bueno y nos queda mucho por delante. Es un camino ilusionante.

P. Lo que no ocurrirá es que se case otra vez y que el presidente le lleve la Copa a la iglesia como hizo Lopera.

R. No. Si gano, me llevo la Copa a mi casa, pero a la iglesia no creo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información